Juan Marti, presidente del Centro Industrial y Comercial del Litoral Norte con sede en Reconquista, se refirió en RADIO AMANECER acerca de la situación que atraviesa la firma VICENTIN SAIC. El comerciante y empresario de Reconquista avaló la trayectoria, la capacidad y el sentido de pertenencia que tiene la firma en este norte santafesino, aún estando en notorias desventajas con respecto a industrias de otros puntos del país, debido a la carencia de infraestructura básica como por ejemplo vías de comunicación y servicios de energía. También remarcó que estatizar Vicentín sería un gravísimo error.

En diálogo con RADIO AMANECER, Juan Marti, quien ocupa el cargo de vicepresidente en el Centro Industrial y Comercial del Litoral Norte con sede en Reconquista se expresó sobre la situación que atraviesa la firma Vicentín, destacando que “en realidad, es una preocupación de todo el norte santafesino.” Luego siguió diciendo “las empresas de esta zona trabajan con ventajas competitivas muy pero muy inferiores respecto a industrias radicadas en otros lugares”. Y en tal sentido pasó a enumerar “acá es imposible sobrevivir al estado caótico de la economía nacional, ya que no contamos con puerto comercial, las industrias no cuentan con gas natural, la energía eléctrica es cara y de mala calidad. Ni hablar de la comunicación aérea, que los últimos intentos fueron por aportes de empresas privadas; las rutas en mal estado, como la 11 y la 98, estamos incomunicados; la presión impositiva asfixiante y las retenciones a la exportación”. “Y a lo burocrático, lo cambiante, lo extorsivo, lo aberrante, la maraña de disposiciones impositivas, ahora le agregamos las restricciones a las importaciones, y ya casi no producimos” señaló el empresario y comerciante de Reconquista, al mismo tiempo que recordó “en un momento, esta gente de Vicentín tuvo que importar algodón de Brasil, porque tenían tanta capacidad para procesar y aquí no había cultivo. No tenemos que olvidarnos de FRIAR, cuando le restringen la cuota Hilton, hacen con feed lots y salen a hacer franquicias, y así como eso está la algodonera, que incluso tomaron parte del personal de Buyatti”. “Son todas cosas que demuestran que esta gente mantiene su domicilio en Avellaneda, y no me imagino la cantidad de impuestos  que deben pagar, y eso no vuelve al norte.” “Acá en el norte perdimos el Banco de Santa Fe, teníamos el Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo, funcionaba una oficina del Banco Central en Reconquista.”

“Ahora – continuó – en lo de Vicentín hay un proceso legal donde en general el Juez determina a través del Concurso, y lo que prima en estos casos es la continuidad de la empresa, y sobre toda la continuidad laboral, porque los trabajadores son la prioridad.”

En relación a la estatización de la firma Vicentín, Juan Marti sostuvo que “sería matar a la gallina de los huevos de oro, no creo que alguien tenga la capacidad de salir a vender aceite, de tener los contactos ni el capital necesario, porque el estado también está quebrado.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here