Laureano Pandolfi, presidente de la Federación de Vecinales de Reconquista vuelve a poner en agenda la necesidad de la guardia pediátrica permanente para el hospital de Reconquista.

Compartimos su columna de opinión, donde hace además una síntesis de todo lo que vienen trabajando familiares de Valentina, vecinos en general e instituciones.

«El domingo 13 de octubre del 2019 fue un antes y un después para la familia Ramoa- Queral, y para la comunidad de Reconquista y la Región; fallecía Valentina. La falta de una guardia pediátrica activa en todo el Norte de la Provincia, en el caso que nos convoca, en el Hospital Central de Reconquista (HCR), un sistema de salud que por momentos se colapsa en la guardia del nosocomio, terminó con una pérdida irreparable, Valentina de tres añitos y medio fue atendida demasiado tarde después de un derrotero de más de dos días en los sectores Público y Privado, y su cuerpito no aguanto.
La Familia de Valentina, más allá de la indignación, la bronca, la depresión y desesperación, tomó el camino de (si vale el término) la empatía previa: “a nadie más le puede pasar esto” pensaron. Así comenzaron las movilizaciones, primero multitudinarias como las de octubre y noviembre del 2019, luego, el cambio de lugar del HCR, el día a día que todo intenta borrar, y la pandemia fueron enfriando el tema, haciendo que durante el 2020 el pedido casi desapareciera de la agenda pública y política.
En enero del 2021, Mauro Ramoa se entrevistó con la Federación de Vecinales y concluyeron retomar las movilizaciones, y el pedido de Guardia Pediátrica volvió a visibilizarse al decidir hacer una juntada cada último domingo del mes frente al HCR. Desde ese 31 de enero hasta hoy, se han sumado organizaciones sociales, vecinales, instituciones, la representante de la comunidad del hospital, partidos políticos, sindicatos, gremios, funcionarios, legisladores provinciales y nacionales, y la comunidad en general.
Las adhesiones y el trabajo de las diputadas y el Senador del departamento lograron que la Legislatura provincial, en ambas cámaras, aprobara el pedido al Ejecutivo provincial para que se
den las condiciones objetivas para poner en funcionamiento la Guardia pediátrica. Paso de suma importancia para la visibilización provincial de un problema regional.
Las reuniones con autoridades de salud, con los Concejos Deliberantes de la región y los presidentes comunales, han logrado que se aprueben resoluciones, con el mismo tenor de la
legislatura, en los Concejos de Reconquista, Avellaneda, Malabrigo, Romang, y el actual tratamiento en otros Municipios, como así también la adhesión de diferentes comunas de la
región.
Mayo del 2021 nos encontró con nuevas autoridades en el HCR y la región de salud.

Las nuevas autoridades del hospital con quienes nos entrevistamos a pocos días de su asunción, han tenido una actitud comprensiva y responsable ante el pedido y nos han manifestado su total compromiso para hacer lo que esté a su alcance para lograr que el pedido se haga realidad.
Además, creemos necesario que se de respuesta inmediata a todos/as los/as niños/as que necesitan realizar consultas, tratamientos ambulatorios e intervenciones quirúrgicas en las
especialidades pediátricas con las que tampoco cuenta nuestra Institución regional hospitalaria.
Especialistas como Neurología infantil, endocrinología, cirugía, y anestesiología, entre otras. La demanda en atenciones pediátricas es mucha, y los turnos en efectores del sur se demoran, se dificulta poder trasladarse hasta allí, y el no estar cerca de los afectos en tan delicadas situaciones no es lo mejor para los/as niños/as y sus familias. Por ello, solicitamos se contemple esta situación, y arbitren los medios para satisfacer paulatinamente, pero sin pausa, esta necesidad.
Sabemos la importancia de todo el trabajo anónimo realizado, de todos los que pusieron su granito de arena, de la comunidad involucrada, del trabajo de medios de comunicación locales y provinciales, de no bajar los brazos. Que estas líneas sean un agradecimiento a todos y todas y que sean un llamado a seguir atentos, a que no pierda vigencia el pedido, a que la burocracia no gane, a que la apatía y el desinterés no sean la norma.
Todo el trabajo realizado por la Familia Ramoa-Queral, y quienes acompañamos el pedido, es ejemplo de reclamo pacífico, de cumplir con todo lo que la burocracia y la institucionalidad piden de un/a ciudadano/a: golpeamos puertas una y otra vez, hicimos notas, realizamos reuniones, elevamos propuestas. No se nos puede pedir más. La pelota está del lado de las autoridades y de quienes deben tomar las decisiones. Ya no hay excusas.

La Guardia Pediátrica Permanente debe ser una realidad lo antes posible, en esta tarea estuvimos, estamos y seguiremos estando, y por una reivindicación al ejemplo de la familia, y a toda la
sociedad comprometida con este objetivo, sumamos otro pedido: LA GUARDIA PEDIÁTRICA EN EL HCR DEBE LLEVAR EL NOMBRE DE “VALENTINA RAMOA QUERAL”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here