El servicio permanece interrumpido desde el 21 de noviembre de 2016. Las pacientes deben trasladarse 80 kilómetros hasta Reconquista.

La decisión se tomó luego del fallecimiento de dos bebés en el mismo mes, lo cual «impactó» en la pequeña localidad. “Esto generó mucha polémica en la comunidad y el Ministerio de Salud de la provincia decidió suspender a los ginecólogos y al servicio”, afirmó Javier Barbona, integrante del Consejo de Administración del Hospital de Vera, donde ocupa el cargo de Representante de la Comunidad.

Hasta el momento no recibieron respuestas oficiales acerca de cuándo se reanudaría. Por ende, las parturientas deben trasladarse hasta Reconquista, a 80 kilómetros de Vera. “Necesitamos tener más recursos para garantizar los traslados”, manifestó Barbona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here