Así lo dispuso el tribunal integrado por los jueces Santiago Banegas, Claudia Bressán y Gonzalo Basualdo. El acusado tiene 58 años, sus iniciales son EHM y una de las víctimas es su ahijada. El fiscal Juan Sebastián Marichal representará al MPA en el debate y adelantó que solicitará una pena de 15 años de prisión.

Un hombre de 58 años identificado como Enrique Heriberto Montenegro fue condenado a 12 años y seis meses de prisión por la autoría de delitos contra la integridad sexual cometidos en Las Toscas en perjuicio de dos menores de edad que son hermanas entre sí, una de las cuales es su ahijada. La pena fue impuesta por el tribunal integrado por los jueces Santiago Banegas (presidente), Claudia Bressán y Gonzalo Basualdo en el marco de un juicio oral llevado a cabo en los tribunales de esa ciudad del norte provincial.

Montenegro fue condenado como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, reiterado en dos oportunidades. Por su parte, fue absuelto como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal (en otra oportunidad) y promoción o facilitación de la corrupción de menores doblemente agravada (por tratarse las víctimas de menores de 13 años y por haberse cometido con engaño, violencias y amenazas)

Fundamentos

“La acusación que hicimos desde la Fiscalía fue por la autoría de los delitos por los que resultó efectivamente condenado, pero también por aquellos por los cuales se lo absolvió. Por lo tanto, aguardaremos los fundamentos del fallo del tribunal para analizar los pasos a seguir”, sostuvo Marichal.

Acerca del monto de la pena, el fiscal del MPA indicó que “también esperaremos los fundamentos de los jueces para estudiar por qué motivos decidieron imponer una pena de 12 años y seis meses de prisión en vez de 15, que era lo que solicitamos desde la Fiscalía”.

Marichal también se refirió a la situación procesal del condenado y adelantó que “el próximo lunes habrá una nueva audiencia en la que solicitaremos que el condenado quede en prisión preventiva”.

Los hechos

Marichal señaló que “los delitos que investigamos fueron cometidos en perjuicio de las dos menores de edad, una de las cuales –la mayor de las dos niñas– es ahijada del hombre condenado, circunstancia que aprovechó para cometer los delitos”.

“En una fecha indeterminada entre mediados de 2013 y septiembre de 2014, Montenegro se dirigió a la vivienda en la que residía su ahijada y la invitó a que viajara con él en su camión hasta la localidad de Villa Ocampo”, indicó el fiscal. Agregó que “en un momento del viaje el hombre frenó la marcha y sugirió a la menor que se acostara en la parte posterior del vehículo si tenía sueño; ella así lo hizo y él luego la agredió sexualmente”.

En relación a la otra víctima de los abusos, “en septiembre de 2014, el acusado fue en motocicleta hasta la casa de la niña y la engañó para que subiera al birrodado y se alejaran juntos del lugar”. En tal sentido, Marichal expresó que “Montenegro condujo por un camino de ripio comunal, y en un descampado agredió sexualmente a esta otra niña”.

Cesura

“El juicio que se llevó a cabo en Las Toscas tuvo como novedad que se realizó lo que se denomina cesura de juicio”, recordó Marichal. “Se trata de un mecanismo procesal que permite dividir el debate oral en dos partes”, agregó.

“La primera parte del debate se destinó al análisis de la existencia del hecho ilícito y a determinar si el acusado cometió (o no) la acción delictiva por la que se lo acusa. En la segunda parte, se debatió acerca de la pena y el tribunal dictó una decisión formal que integra la sentencia completa”, agregó el fiscal.

 

Fuente – Oficina de Prensa y Difusión MPA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here