Se desarrolla durante este sábado y domingo en todas las parroquias de la Diócesis de Reconquista bajo el lema «Un poco de misericordia cambia al mundo».

La Iglesia Diocesana de Reconquista implementa desde hace 20 años esta colecta que consiste en PONER EN COMÚN al menos 1% de nuestros ingresos, para la realización de obras concretas, en beneficio de aquellos que más lo necesitan. Lo recaudado es destinado a proyectos familiares o comunitarios, administrativos y acompañados por Cáritas.

Contamos con su compromiso y solidaridad de siempre para seguir ayudando entre todos a nuestros hermanos más necesitados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here