Se trata de una suma de 15.000 pesos que comenzarán a recibir a partir de la segunda quincena de julio.

En el marco de la crisis que atraviesa la pesca artesanal debido a las últimas sequías que provocaron la importante bajante en el Río Paraná y sus afluentes, y la pandemia por el coronavirus, se acordó una ayuda económica a aquellos que estén registrados.

La situación apremiante afecta a 4.500 trabajadores y sus familias en la provincia. En la última reunión que se llevó adelante con el Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Producción y el Ministerio de Desarrollo Social, en la cual participó Jesús Pérez -presidente de la Asociación Civil Alto Verde e integrante de la Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino-, se decidió en esta mesa de articulación entre el Estado y los trabajadores de río, que recibirán un subsidio de 15.000 pesos por un tiempo de 4 meses.

El subsidio está destinado a todos los pescadores comerciales registrados.

El acuerdo será firmado en el transcurso de este lunes 5 de julio, y comenzará a abonarse a partir de la segunda quincena del mes de Julio se estaría llevando adelante el cobro del beneficio.

Una vez finalizada la reunión, Jesús Pérez informó al Móvil que se estableció que la veda pesquera regirá los días sábados, domingo, lunes y viernes, mientras que los martes, miércoles y jueves los pescadores comerciales podrán trabajar.

Además, en esa reunión se garantizó un subsidio de 15 mil pesos para los que desarrollan la actividad, y de 10 mil pesos para aquellos denominados pescadores de subsistencia.

Fuente – LT10.com.ar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here