Un estudio de opinión dice que el 84% cree que los alumnos respetan poco a los docentes y que tampoco lo hace el 66% de los padres. Y que la educación “empeoró” en los últimos 20 años.

El 84% de los santafesinos cree que los alumnos respetan poco a los docentes y que el 66% que los padres tampoco los respetan, o los “respetan poco”. Además, el 60 por ciento percibe que la escuela está en crisis, que la calidad de la educación “es mala” y que incluso “empeoró” en los últimos 20 años.

Datos como estos se desprenden de un estudio de opinión que evaluó la percepción social que los santafesinos tienen sobre la educación en la provincia, y que fue impulsado por el diputado provincial Alejandro Boscarol en el marco del proyecto de ley de educación provincial en el que está trabajando.

Según el trabajo, “las escuelas se volvieron lugares desgastantes para los maestros, donde se sienten poco reconocidos, son cuestionados por los padres y piensan que su papel de enseñar entra en una negociación permanente en torno a lo que se puede o no hacer”.

El trabajo dice además que “a la escuela le cuesta mucho poner bajas notas, hacer repetir de grado a los alumnos y definir modalidades ante los padres” y analiza que “esta situación interpela a la autoridad del docente en el aula y quiebra el acuerdo tácito del apoyo mutuo que existía entre padres y maestros para que la escuela pueda cumplir con su función sustantiva de educar”.

Un mal escenario

Los santafesinos atribuyen la responsabilidad de esta mala percepción al gobierno (32%), y en menor medida a los docentes (22%) y a la sociedad (22%); pero también a los padres (13%), a los paros docentes (11%) y a la mala infraestructura de los edificios (4%).

Según el trabajo, los santafesinos valoran los planes de estudio como “deficientes” en un 31% y el sólo el 30% considera satisfactorio el desempeño de los docentes.

El rol del gobierno

Por otro lado, el estudio indica que la percepción de la gente es que “el gobierno provincial se ocupa poco” de las escuelas: de hecho, según los datos sólo la mitad de los santafesinos (50%) considera que la educación es una prioridad para el gobierno provincial.

En este punto, Boscarol indica que es alta la imagen que vincula la desatención de los edificios públicos o la falta de elementos adecuados para la enseñanza. En este punto, sólo el 16% de los encuestados considera adecuada la infraestructura y el equipamiento escolar.

“Existe una sensación generalizada de que los gobiernos (nacional y provincial) han invertido mucho dinero en educación pero los resultados no son los que se esperaban. Parecería que la política educativa en los últimos años se ha centrado en ampliar su alcance creando más escuelas y cargos docentes pero que se ha replegado en su capacidad para intervenir sobre las prácticas en el aula”.

Finalmente, la capacitación y el desempeño docente también aparecen como una preocupación. “Son muchos los problemas que los docentes tienen para el buen desempeño en el aula”, indicó Boscarol.

Por qué la encuesta

La encuesta evalúa percepciones de los santafesinos sobre el tema de la educación, algo que según Boscarol resulta “importante” porque “sobre la base de las percepciones se toman decisiones”, como por ejemplo “a qué escuela mandar a tu hijo, o cambiarlo de escuela”.

“La encuesta aporta al debate que estamos alentando” para la nueva ley de educación de la provincia. “Nos pareció importante sumar una opinión más de los santafesinos respecto de la calidad educativa”, dijo Boscarol, y agregó que “hay que trabajar mucho en las cuestiones materiales pero también en las simbólicas”.

 

Fuente – LT10.com.ar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here