Una familia necesitó más de $111.000 para no ser pobre. Saltó casi 7% en julio. Para no caer en la indigencia los ingresos deben ser de $49.465,59.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, se disparó un 6,79% en julio, levemente por debajo de la inflación general (marcó 7,4%), por ende, una familia «tipo» (dos adultos y dos niños) necesitó en el séptimo mes del año $111.297,57 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC este jueves.

Además, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 6,3% en el mismo mes, por lo que una familia necesitó percibir ingresos por $49.465,59 para no caer en la indigencia, agregó el organismo.

Leer
Quienes no se inscribieron al registro de subsidios serán considerados usuarios de altos ingresos

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here