Una multitudinaria concentración se dio en el ingreso norte a la ciudad de Avellaneda, en la intersección de ruta nacional 11 y ruta 31.

Vecinos y representantes de distintas organizaciones e instituciones llegados de distintos rincones del norte santafesino, e inclusive de otras zonas de la provincia poblaron el espacio verde donde están las letras corpóreas de Avellaneda y las banquinas en los alrededores de ambas rutas.

Los reclamos mayoritariamente tenían como destinatario al gobierno nacional, pero también hubo lugar para reclamos al gobierno de la provincia.

Con consignas como «Si no hay justicia, que no haya paz para el gobierno», «Ajuste político urgente»; «La vida no es nada si la libertad se pierde»; «Libertad, justicia, democracia».

Pasada las 10 de la mañana empezaron a llegar con banderas y pancartas desde los cuatro puntos cardinales. Un poco mas tarde de la  hora 14 comenzaron a sucederse los oradores, que fueron representantes de distintas organizaciones y grupos, o presentados como vecinos en particular.

Hablaron productores agropecuarios, dirigentes de instituciones intermedias. Uno de los discurso que se destaco es el de Graciela Armua, docente integrante del grupo Padres y Docentes Unidos por la Educación, quien arranco señalando:

«Como no nos vamos a comprometer y estar felices hoy, con tantas caras, tantos cuerpos puestos a favor de la lucha y de decir que no vamos a permitir que sigan vulnerando nuestros derechos. Luchamos por la presencialidad sin color político ni  partidario, queremos una presencialidad sostenida, de calidad, que permita la inclusión para los niños y niñas de todo el país y de todos los niveles, una presencialidad que asegure el futuro de nuestro país.»

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here