Tita, de Villa Guillermina, llegó a la casa de María de Itatí, luego de recorrer los 70 kilómetros entre Corrientes capital y ésta localidad llena de fe durante el pasado fin de semana.

Es que el 17 y 18 de septiembre se desarrolló la 43a Peregrinación a la Basílica de Itatí, hasta donde se llegaron alrededor de 300 mil jóvenes, y no tan jóvenes de distintas localidades del Noreste Argentino.

Entre esos participantes estaba «Tita» quien contó a Radio Amanecer que «vinimos con otras tres chicas del pueblo, hice las 43 ediciones, y hoy con 78 años nuevamente estoy presente».

«Siempre vengo en acción de gracias, la primera peregrinación que hice fue para probar y ver lo que era, todo el mundo venía entonces yo también quise venir. Entonces mi marido me dijo que me prepare y venga. Y acá estoy, y ya no pude dejar de venir», nos contó.

Leer
Campaña de Vacunación SRPP (Sarampión, Rubeola, Paperas y Poliomielitis)

Caminando en contra de un viento que superaba los 60 km por hora, Tita junto a su amiga Graciela, hicieron la peregrinación sin tomar el «atajo», que existe para llegar a Itatí. Su amiga Graciela nos contó que «vengo a agradecer porque estuve muy enferma en la época de la Pandemia, casi me muero, así que tengo mucho para agradecer. Yo sólo hace 3 o 4 años que camino».

«No fuimos por el atajo porque el camino es mejor por este lado para una mujer de mi edad, y siempre lo hice por acá así que no vamos a cambiar. Salimos a las 4 de la mañana del sábado y creo que llegamos cerca de las 12…esta vez pusimos más tiempo por el viento, pero vamos a llegar», expresó Tita.

Leer
Detienen a un electricista de Vera por un robo millonario

Por último, Tita contó que también hacen el Vía Crucis, «vamos meditando para ver cómo seremos nosotros los Cireneos de aquí en adelante, porque hay cruces que hay que cargar para los otros también», finalizó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here