El lunes 24 de enero, la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Municipalidad de Reconquista procedió a la clausura del supermercado el Puma ubicado sobre Hipólito Irigoyen Nº 920.

Auditores de ASSAL constataron en el local comercial la existencia de 128 productos alimenticios expuestos en góndolas a la venta que se encontraban vencidos y algunos de ellos sin fecha de caducidad, los que fueron decomisados.

Desde ASSAL Reconquista se continúa incansablemente con las auditorias en pos de resguardar la inocuidad de los alimentos y la salud de la población.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here