«La idea es que en términos porcentuales, el salario pueda estar este año por encima de la inflación», dijo a El Litoral Juan Manuel Pusineri. El ministro de Trabajo adelantó que aspiran a acuerdos «más a largo plazo», y no trimestrales como fueron los del año pasado.
Con estatales el jueves y docentes el viernes, la provincia de Santa Fe dará inicio la semana que viene a la discusión paritaria para definir la política salarial de 2021. La fecha de reanudación del diálogo ya había sido consensuada con los gremios en la última negociación del año pasado. Y la ratificó a El Litoral, el flamante ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri. «Abordaremos dos aspectos centrales: la presencialidad, sobre todo en virtud del inminente inicio de clases; y la recomposición salarial», adelantó.
Respecto de los futuros aumentos, el funcionario destacó que se aguarda como parámetro general lo que resulte de las paritarias a nivel nacional. En tal sentido y de acuerdo con lo trascendido en las últimas horas, la aspiración de la Casa Rosada es estipular un «techo» de aumento del orden del 30%, en consonancia con la inflación.
«A nivel nacional, se conversa sobre un acuerdo que tenga en cuenta precios y salarios (inflación más futuros aumentos en los ingresos de los trabajadores). Y ésas van a ser referencias a tener en cuenta, pero Santa Fe tendrá pautas propias para su negociación», expresó.
Pautas «locales»
En tal sentido, el funcionario ratificó que la propuesta de mejora salarial que formule el gobierno de Santa Fe no volverá a incluir sumas fijas y en negro. Ésa había sido la manera elegida por el gobierno de Omar Perotti en su primer año de gestión para «recomponer» salarios, amparado en las licencias que le concedía la Ley de Emergencia en materia económica. «Ya no pensamos en un esquema de sumas fijas; eso ya no está en nuestra agenda – confirmó el ministro -. Los aumentos que se concedan serán en términos porcentuales, remunerativos y bonificables». Y acotó que tal como se comprometieron en la última discusión de 2020, comenzará a conversarse también, de qué manera esas sumas fijas otorgadas el año pasado se «blanquean» e incorporan al salario.
Obviamente, Pusineri no arriesgó números sobre lo que será la oferta salarial del gobierno, pero adelantó que se procurará una mejora que le permita recuperar el salario al trabajador, por encima de la inflación. «Siempre se ponen sobre la mesa el índice inflación y el nivel de recaudación de la provincia, que son las dos variables que históricamente se miran. La idea – enfatizó – es que el salario pueda estar este año porcentualmente por encima de la inflación, porque eso tiene que ver también con una cuestión macro. La economía argentina funciona mucho a través de su consumo interno».
Pusineri enunció como otra pauta propia para discutir salarios «la previsibilidad» tanto para los empleados como para el Estado. Y dijo que a diferencia del año pasado, intentarán cerrar acuerdos salariales más extendidos en el tiempo. «La idea es que no tengamos acuerdos de tres meses como hasta ahora, porque ello nos obligó a sostener discusiones con los gremios cada quince días. Si no se puede un acuerdo anual, al menos, de manera semestral», planteó.
Finalmente, descartó de plano la inclusión de la cláusula gatillo. «Ese esquema de actualización automática según la inflación no está más desde el año pasado, incluso, a nivel nacional; y no se va a volver a incluir», sentenció.
Acerca de las expectativas por un normal inicio de clases, sostuvo que la convocatoria a paritarias se hizo de manera temprana – 5 de febrero – para propiciar una negociación con el tiempo suficiente a fin de evitar el conflicto.
Fuente – www.ellitoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here