«Solo quiero seguir viviendo y también quiero mejorar mi calidad de vida», dijo Rocío Saurín, una jovencita de 18 años que padece una enfermedad complicada que le afecta el hígado y necesita de manera urgente un trasplante.

Norma de Saurín, su mamá, contó a Radio Amanecer que padece desde muy chiquita esta enfermedad que se llama «Colangitis Esclerosante» y que desde hace dos años a esta parte se agravó considerablemente.

Rocío tiene muchos síntomas que no le permiten hacer una vida normal, pero que además deterioran su físico y su calidad de vida. «Por ejemplo yo me siento siempre muy cansada y se me hincha la panza». Agregó que tiene que hacer un estricto régimen de comida y tomar de manera constante sus medicamentos.

Los profesionales médicos de Reconquista la pusieron en lista de espera para un trasplante cadavérico pero también está la posibilidad de que una persona de entre 18 a 35 años con sangre Cero Positivo o Cero Negativo pueda donar un «pedacito» de su hígado, ya que éste se regenera para el donante como para el paciente.

Hay que hacer algunos papeles y firmar el compromiso frente a un juez para la donación de parte de ese hígado y el trasplante se hará en Rosario. «Hay gente que está interesada en donar…queremos que sea una realidad y poder salvarle la vida a Rocío. Está en lista de espera pero está en el lugar 200 y algo…pero éste es el momento justo para poder realizar la operación», dijo su mamá.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here