El fiscal de Reconquista, Aldo Gerosa, citó a audiencia imputativa a Héctor Viscay y a otras tres personas por las lesiones ocasionadas a dos mujeres que reclamaban mejoras salariales en la puerta de la Algodonera Avellaneda.

La madrugada del 18 de agosto un grupo de trabajadores de la Algodonera Avellaneda, empresa satélite de Vicentín, reclamaba mejoras laborales en la puerta de la empresa. Un abogado de la firma llegó a la planta junto a un grupo de empleados y al encontrarse con el resto de los trabajadores, en medio de los gritos y las discusiones, una de las personas que trataba de acceder a la planta aceleró su moto y atropelló a dos de las manifestantes.

Las mujeres debieron ser asistidas por el resto de sus compañeros, quienes evitaron que las heridas sean más graves. La abogada que los patrocina, Luciana González, radicó la denuncia contra Luis Viscay, abogado de la empresa y miembro de la familia Vicentín, a quien sindicó desde el primer momento como coordinador del ataque.

La investigación fue desarrollada por la Agencia de Investigaciones Sobre Trata de Personas, y de las evidencias recolectadas se logró identificar a las personas involucradas en el ataque: tres empleados del establecimiento textil de la firma Algodonera Avellaneda S.A. Además, las entrevistas y evidencias en general, indican que Viscay habría dado órdenes o instigado a que estas tres personas en motos de avanzar y arremeter contra el grupo de manifestantes. “Sólo hay 15 mujeres empleadas en la empresa, Sonia y Lucía estaban sentadas en el cordón de la vereda tomando mates, eran las 6 de la mañana”, graficó la abogada Luciana González, en comunicación con Ignacio Mendoza y Andrea Viñuela, en Será Justicia. El fiscal Aldo Gerosa, resolvió en los últimos días llamar a audiencia imputativa a Viscay y los tres hombres identificados. El escrito precisa que “se observa en este momento de la IPP es la posible comisión (sin perjuicio de perfeccionar la plataforma fáctica para la audiencia respectiva) de Lesiones Leves Agravadas por el concurso premeditado de dos o más personas». Se presume que Héctor Luis Viscay acordó y alentó a viva voz a Jorge V., Nicolás P. y Abelardo P., a ingresar de modo violento con sus motocicletas por calle 44 al Parque Industrial de Reconquista, el día 18 de agosto de 2020, a las 05:30 05:45 para dirigirse a la planta fabril de Algodonera Avellaneda SA, a pesar de existir una barrera o cordón de personas que ejercían un supuesto reclamo laboral impidiendo el ingreso de terceros al Parque Industrial. Como consecuencia de este accionar, dos empleadas de la firma resultaron con heridas de carácter leve.

En la citación a audiencia imputativa se precisa que “para esto, Viscay había llegado con varias personas más en moto y con cascos o en bicicletas para pretender entrar a la fábrica, sin lograrlo, ante lo que se habría apartado unos 15 minutos con tres de los motociclistas y habrían convenido y decidido, alentados por el abogado, a avanzar de todas maneras, embistiendo a quienes se interponían en el camino». Luciana González cuestionó duramente al Colegio de Abogados de Reconquista, donde Viscay se desempeña como presidente del Tribunal de Ética, al fiscal regional de la 4ta Circunscripción y a los medios de prensa locales, a los que acusó de ser “mercenarios” y funcionales a los intereses de la empresa. Ante este panorama, el llamado a imputativa le generó una grata sorpresa, si bien tenía expectativas de que la causa avance ya que los hechos ocurrieron cuando estaba de turno el fiscal Aldo Gerosa, “que me consta no es bien visto por la regional”, sostuvo la letrada. Los cuatro hombres implicados deberán comparecer a audiencia imputativa el 30 de diciembre en la sede del MPA, ubicada en calle Iriondo 553 de Reconquista; o bien a través de videoconferencia. Villán, Pascua y Pascualón fueron convocados para las 9 de la mañana mientras que Viscay deberá comparecer el mismo día pero a las 10:30. González adelantó que se presentarán como querellantes en la causa, y expresó sus dudas en cuanto a que la imputación pueda concretarse como está previsto: “vamos a ver si se hace la audiencia, porque algo puede pasar, pueden realizar alguna presentación”, manifestó. Por último, en relación al estado actual de las mujeres heridas, González remarcó que “las lesiones físicas se curan, pero ellas ahora tienen miedo de salir solas a la calle, sus compañeros les dicen que se cuiden porque ahora ‘van a ir por ellas’”.

Fuente – Aire de Santa Fe

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here