Doce miembros de una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas en el norte de la provincia fueron procesados esta semana por la Justicia Federal, que llevaba largo tiempo investigando sus movimientos junto con efectivos de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.

La resolución firmada este lunes por el juez federal de Reconquista, Aldo Mario Alurralde, alcanza a doce personas de las ciudades de Reconquista y Avellaneda -departamento General Obligado-, y la localidad de La Gallareta -departamento Vera. Según estableció el magistrado, se trata de “una estructura delictiva que trabaja en forma mancomunada con un mismo objetivo que es hacerse del estupefaciente, distribuirlo y no ser detectado por la fuerza de investigación”.

Como cabecilla, fue señalado Claudio Iván Cabrera, Alias “primo”. El hombre de La Gallareta, fue procesado con prisión preventiva como autor del delito de “organización y financiamiento del transporte, comercio y distribución de estupefacientes” (Art. 7º de la Ley 23.737 que prevé una pena agravada de 8 a 20 años de prisión).

Logística y financiación

Para la Justicia, Cabrera -quien también fue herido en un tiroteo con la policía este año, en el barrio San Pantaleón de Santa Fe-, “habría financiado y dispuesto la compra de estupefacientes en la ciudad de Santo Tomé a una persona actualmente prófuga (Rodrigo Rozeck) para proveer a la organización narcocriminal” que conforman los restantes coimputados.

Según los investigadores “se le habían agotado la existencia de estupefaciente para la venta y para ello (Cabrera) encomendó el viaje a la familia Galarza-Núñez” razón por la cual el domingo 2 de abril se ordenaron los allanamientos y detenciones, una vez que se iniciara el viaje con el cargamento de estupefacientes desde la capital provincial.

Por el mismo delito que Cabrera -organización y financiamiento de transporte de estupefacientes-, pero en su rol de “partícipes necesarios”, fueron procesados con prisión preventiva: Roberto Damiano Galarza, Mercedes Itatí Núñez (de barrio Chapero); Elena Noemí Vicentín -alias “Flaca”- (barrio Velódromo); Martín Rossetti -alias “Fa”- (barrio Lorenzón); Jonatan Montenegro -alias “Raili”- (barrio Asunción), todos de la ciudad de Reconquista; Oreste Oscar Bernardis -alias “Gareca”-, Emiliano Francisco Segovia -alias “Torta”- (barrio Belgrano) ambos de Avellaneda; y Franco Maximiliano Polo y Marcelo Adrián Ferreira -alias “Toto”-, de la Gallareta.

Transporte

Michel Alexis Galarza, de 20 años y oriundo de barrio Chapero, fue considerado “autor del delito de transporte de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para ello”, tras ser detenido el mediodía del 2 de abril al bajar de un micro de la empresa Norte Bis, al costado del bulevar Hipólito Yrigoyen entre Jorge Newbery Pueyrredón, de Reconquista.

En su poder llevaba una valija con doble fondo, y en su interior, una importante cantidad de droga. El secuestro de 678,9 gramos de cocaína movilizó a las autoridades, que en medio de la jornada de día feriado, realizaron once órdenes de allanamiento para Reconquista, Avellaneda, La Gallareta y Santo Tomé.

“Dicho estupefaciente se encontraba inequívocamente destinado a proveer a la organización narcocriminal que, como surge de la investigación, a esa época carecían de stock del mismo”, sostuvo Alurralde.

Por último, Juan José Segovia; alias “Pini”, de barrio Belgrano de Avellaneda, fue procesado como “partícipe secundario” del delito de organización, y atraviesa el proceso en libertad.

Operación descarte

En su procesamiento el magistrado Aldo Mario Alurralde sostuvo que “se ha advertido que organizaciones de este tipo han ido evolucionando en el sentido de lograr dificultar las investigaciones que en perjuicio de su accionar delictivo se pudieren efectuar”. El juez destacó la “llamativa frecuencia con que uno de los miembros del grupo, previamente coordinado con quienes efectúan la conducción de la organización, se arriesga a transportar y/o acopiar el estupefaciente” para luego y en forma inmediata, descartarse del material que es repartido entre los distintos eslabones de la cadena de comercialización.

De este modo “logran disminuir a la mínima expresión la permanencia en custodia directa con el estupefaciente”, aunque gracias a la investigación se pudo acreditar que “desde antes de que se encuentre en poder del grupo ya tenían prácticamente la disposición material y la siguen teniendo aún cuando esté en poder de los distribuidores finales que llegan hacia los últimos consumidores”, por lo que de esta manera queda configurado el delito.

Un prófugo

El juez Aldo Alurralde informó que “en la causa actualmente se encuentra prófugo, con pedido de captura nacional e internacional, Rodrigo Nicolás Rozeck, quien residía en la ciudad de Santo Tomé, de Santa Fe, en cuyo domicilio se le incautó 789 gramos de cocaína, 11 gramos de marihuana, 3 celulares, 2 GPS, 1 balanza de precisión, 1 licuadora y se encontró una camioneta Marca Toyota Hilux que se encuentra también secuestrada”.

 

Fuente – El Litoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here