Esta semana se realizó la segunda reunión para definir los ejes constitutivos de la Sociedad Rural de Romang, una entidad que se desmanteló diez años atrás, pero que quiere volver de la mano de los jóvenes productores de la zona. “Somos un grupo de productores que queremos retomar la iniciativa para volver a conformar una entidad que represente a nuestra zona”, le dijo a Campolitoral un ilusionado Mauricio Reniero. Este joven Ingeniero Agrónomo romanense será el primer presidente de la entidad, una vez que se terminen de oficializar los trámites correspondientes que le devuelvan la personería.

La zona de influencia de la entidad abarcará desde Romang hasta Alejandra, pasando por Colonia Durán.

Y el jueves hubo una reunión definitoria con referentes de la justicia, la policía de la provincia y de la Guardia Rural “Los Pumas”. Participaron también los titulares comunales, junto con representantes de la Unión Agrícola de Romang, la Mutual, las Sociedades Rurales de Vera y de Reconquista.

Es que la zona viene sufriendo el flagelo del abigeato con mayor frecuencia, y se requieren estrategias conjuntas para ponerle freno. “Antes le tocaba a uno, al mes siguiente al otro, y a veces a alguno en la isla. Pero ahora es semanal y de a tres animales. Incluso los encierran en las propias instalaciones y lo carnean ahí nomás. Por eso le propusimos que controlen mejor al comercio, y en eso el jefe de los Pumas se comprometió a traer a gente de la Assal”, explica Reniero.

Además, se entusiasman con poder empezar a diseñar una agenda de trabajo: el manejo sanitario en un contexto de expansión de la garrapata; y la necesidad de incrementar los índices productivos.

Actualmente están obteniendo cifras bajas. El porcentaje del de preñez no supera el 65 % y el de destete apenas supera el 55 %. “Es muy bajo, de cada dos vacas sacamos un ternero, y en la zona deberíamos estar un 20 % más como para que el negocio sea más interesante. Queremos apostar a la capacitación”.

Por ahora, la Comisión Directiva está compuesta por 16 personas, pero hay muchos que quieren dar una mano. “Tuvimos que dejar gente afuera”, se lamenta, en este envión de jóvenes con muchas ganas de participar.

 

Fuente – Federico Aguer faguer@ellitoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here