Según establece el concepto de obsolescencia programada, la vida útil de un teléfono de gama baja –las otras líneas duran más- comienza a flaquear a partir de los 20 meses de actividad. Esto ocurre cuando el sistema Android se vuelve lento, agoniza el almacenamiento y parte de la pantalla está degradada. Para darle una segunda oportunidad, cuatro formas en las que se puede reconvertir un equipo viejo.

En plan de renovación, apelando al ingenio y la creatividad, es posible transformar el móvil en un repetidor de Wi-Fiuna cámara de seguridad, un control remoto o un despertador inteligente.

El primer paso, en todos los casos, será quitar los remanentes de aplicaciones, fotos y videos guardados mediante un reseteo a fondo. Para comenzar con la limpieza, habrá que ir hasta opciones del sistema y localizar la función “Estado de fábrica” o similar, que restablece el teléfono a su configuración original.

En la mayoría de los casos habrá que sumar alguna aplicación para que cumpla la función específica a la cual se destina el móvil. Para aprovechar sus recursos al máximo, también conviene inhabilitar las apps del sistema, como el paquete de Google, para que no se sigan actualizando.

Repetidor de señal WiFi

La llamada conexión por tethering es un vínculo entre dos dispositivos en el que uno, en este caso un smartphone, le suministra internet a otro que está desconectado. Casi todos los equipos Android incluyen esta función. El único requisito será mantener el equipo siempre enchufado.

Para activar el modo repetidor habrá que conectar el teléfono a la red hogareña y en ajustes, pulsar en opción Conexiones y seleccionar Conexión compartida y módem, aunque también puede figurar como anclaje a red o hotspot.

Lo siguiente será escoger el nombre (SSID) de la red, sumar la contraseña y escoger la banda de trabajo (2,4 o 5GHz) para la red que se ha creado. Si se complica, habrá que descargar una aplicación gratuita como Punto de acceso Wifi portátil, PdaNet+ o NetShare, que simplifica el proceso.

Cámara de vigilancia doméstica

Para esta opción es indispensable que el dispositivo tenga al menos una cámara trasera funcional. El teléfono debe ser capaz de hacer fotos y grabar videos. Otro requisito ineludible es que se conecte a internet.

El software gratuito más indicado para vigilar dentro del hogar se llama Camy, que transmite la información en alta resolución, ofrece servicio de grabación, permite conectar varios teléfonos y alternar entre la cámara trasera y la delantera.

Para mejorar la visibilidad cuando las luces estén apagadas dispone de detección de movimiento y hasta incluye un filtro de baja iluminación. Cómo último recurso, permite activad el flash de la cámara a distancia y enfocarlo hacia cualquier punto.

Control remoto inteligente para TV

Si el teléfono que uno va a reciclar viene con puerto infrarrojo –una característica típica de hace 10 años atrás que ahora fue discontinuada- estará perfectamente cualificado para convertirlo en un mando inteligente.

La idea de este puerto es que, mediante la aplicación nativa o algún reemplazo, unifique todos los controles del entorno en un mando único. Así, desde el móvil, se podrán activar equipos de audio, aire acondicionado, luces inteligentes, consolas o barras de sonido.

En caso de no traerlo, habrá que utilizar el enlace de Bluetooth y una aplicación. Aunque existen algunas consideradas como universales, cada marca de televisores ofrece una como la indicada.

En el entorno Samsung, la opción, que viene instalada de fábrica, es SmartThings que opera en el ecosistema inteligente de la marca, en el que se encuentran también los televisores. Los antiguos televisores Sony Bravia usan la aplicación SideView. En LG están LG TV Remote y LG TV Plus. Las teles Philips necesitan la aplicación TV Remote.

En los SmartTV con Android TV hay una alternativa que se “esconde” en los ajustes rápidos del sistema, además de la aplicación Google Home. Si estos mandos integrados no convencen, se puede probar la aplicación de terceros Android TV Remote.

Reloj despertador

Lo indicado será conseguir un soporte reclinable para la mesita de noche o cualquier apoyo que permita ver los números en pantalla y que se pueda manipular con facilidad desde la cama.

A menos que la batería esté detonada y no quede otra que mantenerlo siempre enchufado, para extender la autonomía a varios días, habrá que desconectar Wi-Fi, Bluetooth y todas las funciones innecesarias.

Otros de los ajustes será personalizar el brillo de la pantalla para que no impacte con su luminosidad en el cuarto y también, programarlo para que se apague en poco segundos, afín de evitar el exceso de irradiación.

Lo siguiente será conseguir una aplicación que simule la interfaz de un reloj despertador. Dentro de la gama de lo gratuito hay varias opciones en vidriera. Bajo el sugestivo nombre de Despertador Gratis se esconde un software atractivo, que funciona en formato horizontal o vertical, se puede cambiar entre 12 o 24 horas y varios niveles de alarma y vibración.

Uno de los más valorados es Despertador para mí que brinda muchas opciones de pantalla, desde diferentes fondos hasta originales caracteres de hora que se asemejan a un modelo tradicional. Tiene un modo nocturno quienes se despiertan en medio de la noche y quieren saber qué hora es.

Si la preocupación es saber cómo está el tiempo, Despertador muestra en pantalla el pronóstico del tiempo, más los valores de temperatura y humedad. La alarma predeterminada tiene tres niveles de tiempo de reposo y ofrece varios tonos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here