La movilización comenzará a las 15 en la intersección de calles Lisandro de la Torre e Interbarrial.

Familiares, amigos y organizaciones sociales convocaron a una nueva marcha en memoria de Rocío Vera, la joven violada y asesinada en Reconquista, quien en el día de hoy, cumpliría 15 años. La movilización comenzará a las 15 en la intersección de calles Lisandro de la Torre e Interbarrial y culminará en la ex despensa Santa Rita, lugar donde ocurrió el fatídico hecho.

Cinco mayores y dos menores de edad fueron imputados, una semana atrás, por el homicidio triplemente agravado de Rocía Vera. Según explicó el fiscal Aldo Gerosa, la víctima habría sido violada por los cinco sospechosos mayores de edad y también por los dos menores. Los ataques sexuales se habrían producido durante la misma noche en dos momentos diferentes.

Formalmente, a los imputados se los acusó de un homicidio triplemente agravado por ser cometido mediando violencia de género, por la intervención de menores de edad, y por ser perpetrado para ocultar un crimen anterior (el abuso sexual, también agravado por el número de intervinientes).

Además, la menor estaba embarazada de dos meses por lo que podría sumarse la imputación por la muerte del bebé resultado del crimen. Los investigadores buscan determinar si los acusados conocían la situación de Rocío.

En principio, uno de los menores reconoció la autoría del crimen pero después terminó implicando al resto de los acusados y brindó pruebas que corroboraron sus dichos.

“Los demás le insistieron en que se hiciera cargo porque al ser menor no le iba a pasar nada. Después le habrá caído la ficha de que sí le va a pasar”, señaló el fiscal para explicar el cambio de actitud.

Según reveló la autopsia, Rocío tenía “ocho fracturas en la zona del cráneo: en el hueso frontal y temporal, en el maxilar y en la parte de atrás del cráneo, la que le produce el edema y le causa la muerte”. Uno de los palos utilizados para golpearla fue encontrado tras la declaración del menor y tenía manchas de sangre que están siendo analizadas.

“Los golpes que le causaron la muerte habrían sido propinados por el menor y por uno de los mayores. Hay otros tres que habrían sostenido a la víctima para que sea golpeada y abusada. Y un tercero que sólo ocultó pruebas”, detalló el fiscal.

Todavía falta conocer el resultado de los análisis sobre esas muestras de sangre, tejido y semen recuperadas del cuerpo de la víctima. Estos podrían terminar de confirmar la versión del menor que confesó el crimen.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here