El seminarista Nicolás Lastra, de la Parroquia “San Luis Gonzaga” de Calchaquí, fue admitido como candidato al Orden Sagrado. Dicha jornada tuvo lugar el domingo 22 de abril en la Iglesia Catedral de Reconquista.

Significados

La admisión corresponde a quienes piden a la Iglesia ser admitidos como candidatos al Orden sagrado. Ellos expresan públicamente su deseo de entregarse al servicio de Dios y de los hermanos.

Supone que los candidatos conocen la preocupación del Señor por su pueblo, y teniendo en cuenta la necesidad de la Iglesia, se sienten preparados para responder con generosidad al llamado del Señor y decirle con el profeta: “Aquí estoy, envíame”, y confiando en él esperan realizar con fidelidad su vocación.

Estos han comenzado su formación en el seminario y pueden ser llamados por su obispo para ser ordenados. Para esto será necesario que aprendan a vivir de acuerdo con las exigencias del Evangelio, que se afiancen en la práctica de la fe, la esperanza y la caridad, y por medio de la práctica de ellas adquieran el espíritu de oración y se fortalezcan en ansias de ganar a todos los hombres para Cristo.

El acólito instituido participa de un modo peculiar en el ministerio de la Iglesia, cuya vida tiene su cumbre y su fuente en la Eucaristía, por la que es edificado y crece el Pueblo de Dios. Se le encomienda ayudar a los presbíteros y a los diáconos en el ejercicio de su ministerio y se le confía como ministro extraordinario distribuir la sagrada Comunión a los fieles y llevarla también a aquellos que están enfermos.

El lector o relator de la Palabra de Dios, cuenta con un oficio al servicio de la fe que se nutre de la Palabra de Dios. Proclama la Palabra en la asamblea litúrgica; educa en la fe y para la digna recepción de los sacramentos a los niños y a los adultos y anuncia la Buena Noticia de la Salvación a los hombres que todavía la desconocen. Con este anuncio los hombres podrán llegar al conocimiento de Dios Padre y de su Hijo Jesucristo, su enviado, y así conseguir la Vida Eterna.

 

Fuente – Calchaquí en el mundo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here