Carta abierta de una alumna de la Escuela Normal al intendente y funcionarios municipales y policiales por la serenata del jueves 24 en Reconquista.

«Jueves 25 de septiembre, tarde cargada de emociones y nervios de parte de los estudiantes del último año secundario, preparándose para la famosa y tradicional «serenata» y lidiando con amenazas de parte de quienes gobiernan. Asi, con la desconfianza demostrada por sus dirigentes políticos, los jóvenes decidimos salir igual, promulgando el cuidado y respeto al protocolo tras la pandemia que nos atraviesa.
Las calles se llenaron de alumnos en sus bicis, con música y silbatos, viviendo lo único que tenemos la chance de experimentar por la falta del día a día en las escuelas. Pero no todo era tan lindo, patrulleros policiales perseguían a los grupos de jóvenes que solamente circulaban por las calles.
De qué tenían miedo? Si todos los días la plaza principal y bares céntricos explotan de gente con las mismas características que nosotros, los estudiantes.
La noche transcurrió con policías persiguiendo y echando los a chicos de cada lugar al que paraban.
Pero, intendente, vio que los jóvenes podemos? Que lo único que queríamos era festejar y vivir al menos algo de nuestro ultimo año? Que no hubieron situaciones violentas, ni ningún otro inconveniente? Que los chicos nos comportamos y disfrutamos sanamente?
Por que no confía en los jóvenes de su ciudad? Por qué no confía en la capacidad de organización y comportamiento de sus jóvenes? De los jóvenes que luego votan…
Es otra época la de ahora, estamos en democracia, la dictadura se quedó en aquella recordada jornada como «la noche de los lápices» hace 44 años atrás que hace no mucho conmemoramos. No puede negar que madres y padres responsables de cada chico estaban de acuerdo con esto, ni que una madre se acercó a hablar con usted, el dirigente político que fue elegido por los vecinos de la ciudad, para poder lograr de la mejor manera que este festejo se de bajo el cuidado del municipio, quien se debe a esas tareas.
Señor intendente, le pido que confíe en los jóvenes, que confíe en nosotros, que confíe en los y las estudiantes de su ciudad».

Agostina Acosta
Alumna de 5to año y
Pta Centro de Estudiantes Escuela Normal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here