La formularon los hijos de un hombre de Tostado por supuesta extorsión. Los denunciantes son patrocinados por un estudio jurídico de Vera. Pidieron que la presentación judicial sea tratada en forma urgente.

Dos hermanos radicaron una gravísima denuncia contra dos abogados, uno de ellos funcionario del Centro de Asistencia Judicial de la ciudad del noroeste santafesino, a la que tuvo acceso InfoVera.

Bruno Quiroz y Escolástico Quiroz se presentaron ante la Unidad Fiscal Tostado para radicar la denuncia penal contra los letrados por supuesto chantaje. La fiscal Shirly Tomasso quedó a cargo de la investigación.

Con el patrocinio legal de los doctores Sixto Gonzáles y Agustín Bergel, los Quiroz expusieron que su padre habría sido víctima de un presunto intento de extorsión por parte de los denunciados y aportaron como prueba la grabación de dos conversaciones, realizada con un celular, que habrían ocurrido en el estudio jurídico de uno de los apuntados.

En esos registros de audios, que fueron transcriptos en la denuncia, puede apreciarse una negociación ofrecida a Adolfo Aníbal Quiroz (padre) por parte de los leguleyos, mediante la cual por el pago de una suma importante de dinero lo salvarían de una inminente denuncia por el abuso sexual al que habría sometido a la hija de un cliente del estudio jurídico tostadense.

“Importante suma de dinero”

En sede fiscal, relataron que el día 1 de agosto de 2019, en horas de la mañana, su padre fue citado telefónicamente por uno de los abogados para que concurriera su estudio jurídico ese mismo día a las 16 horas.

En ese contexto, describieron que al pasar varios minutos vieron regresar a su padre “con gesto de preocupación”, debido a que “le pidieron una importante suma de dinero ($ 500.000) para no denunciarlo penalmente por un supuesto delito contra la integridad sexual que le reprochaban habría cometido en perjuicio de una menor de nombre M. C”, siempre de acuerdo a la denuncia ingresada en forma escrita.

“Le hicieron saber a nuestro padre que si abonaba la suma de $ 500.000, el asunto podría arreglarse y no realizarse la denuncia penal”, asentaron.

Sorprendidos por la “propuesta” de los letrados, recordaron que al salir de su oficina, de manera inmediata, concurrieron a contarle el problema a una persona de “nuestra total confianza (una escribana del foro local), quien no dudó en calificar como de extorsiva la posición de los doctores, aconsejándonos, a los fines de dejar al descubierto el accionar de los mismos, mostrarles un fingido interés y grabar las conversaciones”.

Ambos agregaron que también consultaron esa misma tarde a otro abogado sobre lo que estaba ocurriendo: “Nos aconsejó que no pagáramos, que por más que paguemos siempre contarían con la posibilidad de denunciar porque era un caso penal, que cuando M. alcance la mayoría de edad podía hacerlo por sí misma”, y que objetaba la actividad de los sindicados ya que había una menor comprometida.

Grabaciones

Fue ahí que a los Quiroz tomaron la decisión de grabar grabar las conversaciones, tarea que llevaron a cabo utilizando un teléfono Samsumg J7 Neo Plus, registros que fueron aportados como evidencia. A los fines de dar sustento a lo afirmado, asistidos por sus apoderados legales, repasaron en su denuncia un pasaje de la conversación mantenida el 1 de agosto pasado:

– Abogado 1: esta gente para que… para no hacer denuncia, porque veo que se está calentando mucho la cosa, están pidiendo una suma de dinero para hacer un convenio de transacción donde renuncian absolutamente todo y que acá quedó la cosa. A ver,  si yo veo que no hay posibilidad de acuerdo como te dije hoy, agarro, cuelgo los guantes, señores están en libertad de acción. Sí?.

– Quiroz padre: sí, sí.

– Abogado 1: yo más que eso no puedo hacer y que digamos que están a un paso de que esto quede en el secreto mismo de la familia como  estuvo hasta el día de la fecha.

– Quiroz padre: sí, sí eso a mi me interesaría muchísimo porque nosotros viste…?

– Abogado 2: esa es la idea! Más vale que si hacemos y logramos un acuerdo y se hace el convenio nosotros no vamos a poner que vos asumís responsabilidad alguna.

– Abogado 2:  ellos van a imputar, vos vas a rechazar, pero para evitar la denuncia, evitar cualquier reclamo judicial, llegan a ese acuerdo, este… hay que armar, hay que armarlo, porque es un acuerdo bastante delicado, no es tan fácil de hacerlo, eh.. qué quiero decir? que no lo hacemos en media hora, eh! Justamente porque hay una cuestión penal dando vueltas y sobre todo porque hay una menor, si fuera mayor no habría ningún problema, pero cuando hay un menor hay que tener mucho cuidado, cuando uno lo hace lo arma sobre todo teniendo en cuenta que vos no vas admitir la responsabilidad; es más hasta te diría que sería un poco más fácil si vos admitís la responsabilidad, este… pero yo jamás le haría admitir a ningún cliente la responsabilidad de nada eeh… pero bueno vamos a ver con qué salen.

– Abogado 2: Nosotros, yo no tengo ninguna duda que hoy está complicadísimo conseguir esta plata, es un fangote de plata para cualquiera menos y ustedes porque tienen la posibilidad, porque otros que no tengan la posibilidad ni de ofrecer 100 mil pesos pero claro, pero eeh… nuestro laburo siempre llega hasta el límite de hacer todo lo posible, vos me traes estas armas listo yo agarro esas armas y la peleo hasta donde puedo, hasta el final, si tenemos que morir en la batalla, moriremos en la batalla, con las armas que ustedes me traen. En estos casos el arma es la plata y si se fueron con 750 (mil, la propuesta inicial) por eso mi hermano ya cuando vos le decías recién 200 (mil) era imposible, 4 cuotas de 50 (mil) no iban agarrar”.

A lo que se refiere ese tramo de una charla mucho más extensa es, concretamente, a lo que sería un ofrecimiento de ambos abogados para que Adolfo Quiroz aportara esa suma de dinero requerida, con el fin lograr un acuerdo con el padre de la menor supuestamente abusada para que no instara la acción penal en su contra.

“La hacemos firmar a la chica”

En otro segmento de la grabación, se percibe que los Quiroz no terminaban de quedar convencidos de las “virtudes” del acuerdo, y entonces la “oferta” subió en intensidad:

Quiroz padre: Yo lo que no quiero es tener un problema a futuro,

Abogado 1: a ver, si vos querés y para mayor seguridad, hoy tienen esa responsabilidad los padres. Si ella es mayor y después dice, no yo quiero hacer la denuncia. No querida! andá a reclamarle a tus padres que hicieron un acto en representación tuya, porque la ley le da la representación; si vos te quejás a los 19 años, no! andá a reclamarle a tu papá  que hizo esto. Se entiende? Así y todo, si ustedes prefieren la hacemos firmar a la chica que con 16 años puede firmar.

“Falsa promesa de impunidad”

Respecto de los delitos contemplados en los artículos 168 y 169 del Código Penal, los abogados González y Bergel, indicaron que la intervención de los letrados “inequívocamente se orientó a tratar de obtener del Adolfo Aníbal Quiroz, un beneficio económico ilegítimo alegando un mal futuro idóneo para el fin ilícito”.

Efectivamente, encontrándose en conocimiento de un hecho supuestamente delictivo atribuible a aquel, “orientaron su actuación profesional hacia la consecución de importantes sumas de dinero, cuya cuantía va desde $ 500.000 hasta $ 1.500.000 – según el momento de las ‘tratativas’-, para no denunciar el supuesto hecho y la falsa promesa de impunidad, que por supuesto, no aceptamos de nuestra parte”, enfatizaron.

“Inhabilitación especial perpetua”

Con relación a uno de los apuntados, subrayaron que “es pública y notoria su calidad de funcionario público con desempeño en el Centro de Asistencia a la Víctima CAJ Tostado”, y apuntaron que “surge de las conversaciones registradas, su intervención activa en la pretendida ‘negociación’, cuyo objeto era obtener una ‘importante suma de dinero’ de  Adolfo Quiroz, para no denunciar los hechos que lo involucrarían penalmente”.

Ante la magnitud del caso, advirtieron que se “trata de un funcionario que supuestamente tiene el deber de velar por los intereses de la víctima, brindar el  acceso e información de esta clases de conductas, resguardo, amparo y por sobre todas las cosas contención y el esclarecimiento de la verdad brindando apoyo interdisciplinario para que las víctimas se sientan resguardadas a la hora de denunciar en este caso delitos sexuales”.

“Para colmo de males y dejando al descubierto tan incompatible dualidad, ha realizado numerosas manifestaciones públicas sobre este caso, ahora ya, habiendo fracasado su intento ‘recaudatorio’ a favor de la víctima”, sostuvieron, al tiempo que reclamaron su inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos.

Como evidencias, presentaron registros de audio de fecha 1 y 2 de agosto de 2019, y testimonio de una escribana y del abogado al que los Quiroz consultaron tras la primera cita con los denunciados.

Por último, solicitaron a la fiscal Tomasso que se imprima urgente trámite a esta denuncia; y se cite a prestar declaración a los denunciados en el marco de una audiencia imputativa.

Fuente – Infovera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here