Perdió la vida prácticamente en el acto una mujer que al parecer iba en la parte trasera del vehículo. Terminaron con heridas de diversa consideración el chofer Carlos Aguirre, que es oriundo de Florencia, y otro efectivo.

Aproximadamente a las 13.30 del pasado viernes – y en plena lluvia  – ocurrió el caso en que murió una mujer de 35 años, que era aspirante a bombera voluntaria, después que la autobomba en la cual iba se incrustara contra una casa de las 300 Viviendas.

La persona fallecida fue identificada como Vanesa Saucedo, quien al parecer iba en la parte trasera del vehículo y terminó atrapada entre los hierros retorcidos.

El rodado, según testigos, no tenía activada la sirena y habría girado a gran velocidad por calle Viedma. A la altura del 700 se estrelló contra una de las viviendas situadas cerca de la esquina con José Manuel Estrada -continuación de avenida Sarmiento-, a pocos metros de una estación de servicio.

La gente de los alrededores coincidió en que se escuchó un ruido tremendo y después los gritos desesperados por el estado en que quedaron los heridos.

En principio trascendió que el chofer perdió la vida, sin embargo con el correr de las horas, aclararon que sólo tuvo lesiones de consideración.

El conductor era el oficial principal Carlos Sebastián Aguirre, a quien lo trasladaron de urgencias al Hospital Vidal. En tal sentido, el director del mencionado centro de salud, Horacio Sotelo, habló por radio y precisó que “Aguirre fue traído en un auto particular después de las 13,50 con una herida severa en el cuello por lo que el equipo de unidad rápida lo derivó al quirófano, y las intervenciones fueron bastante satisfactorias. Ahora está en el piso de cirugía pero con altas chances de  ser derivado a la Terapia del Hospital Llano, para observación según se dispuso”, explicó.

En cuanto al estado de salud, indicó además que  “está  consciente  y  hasta ahora no correría peligro su vida. Vino con un desgarrado en la parte anterior del cuello muy importante pero todo fue reparado en quirófano”.

El otro lesionado fue el comandante Daniel Bertolero, quien fue llevado al Hospital Escuela donde permanece internado con traumatismo de tórax, aunque afortunadamente fue estabilizado, dijeron los médicos.

Choque

El impacto de la autobomba fue muy violento. Se estrelló con gran fuerza contra una casa, la cual estuvo a punto de derrumbarse.

Fue necesaria la intervención del personal del Municipio capitalino para que la situación no pase a mayores. El intendente de la Capital, Fabián Ríos y la vice intendente Any Pereyra, se hicieron presentes y pusieron el personal a disposición de la fiscal Graciela Contarde para que se pudiera avanzar con algunas tareas de urgencia.

Una labor importante fue apuntalar la casa, para que sus paredes no se vengan abajo. Se utilizó personal y una máquina retroexcavadora la cual se encargó de estabilizar los cimientos de la propiedad habitada por una pareja de ancianos.

Luego la fiscal ordenó la realización del peritaje correspondiente, tanto en el escenario de la tragedia como en el vehículo para conocer si se trató de una falla mecánica o humana.

Fue amplio el trabajo que se llevó a cabo durante varias horas en el lugar a fin de controlar la situación.

Otro gran operativo significó levantar la autobomba siniestrada, la cual fue subida a una grúa especial.

Piden oración                                                                      

Carlos tiene familiares y amigos en nuestra ciudad, quienes se comunicaron con Florencia Hoy, y pidieron oración, para su recuperación.

 

Fuente – El Litoral Corrientes y Florencia Hoy

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here