Luci, una vecina de Reconquista, viajó el fin de semana a San Lorenzo. Lo hizo en micros de la empresa El Norte. En el viaje de ida el coche se quedó sin nafta 30 km. antes de llegar a destino. En el regreso, a cuadras de haber partido, se descompuso el colectivo. Como si fuera poco, al llegar a Santa Fe, antes de ingresar a la Terminal, debió cambiar de unidad.

El relato

“El sábado a la noche viajamos con mi marido a San Lorenzo. Todo fue normal hasta que 30 kilómetros antes de llegar a nuestro destino, el colectivo se quedó sin nafta. Es de la empresa El Norte, y por eso quiero hacer la denuncia. La mayoría de la gente, a excepción de mi marido y yo, iba a Rosario, y a medida que pasaban coches en la autopista los paraban, cargaban algunos pasajeros y los llevaban. Nosotros nos tuvimos que quedar en el medio de la nada con los choferes. Según ellos el problema era una correa, pero las correas no vienen líquidas, y nosotros vimos después que cargaban con un bidón, nafta en el tanque.

La odisea no terminó ahí, porque el lunes a la noche nos tenemos que ir a Rosario porque por San Lorenzo no vuelve ningún colectivo. Sacamos pasajes en la misma empresa, nos subimos a un coche espectacular, en el último asiento. Creo que no hicimos ni diez cuadras y el colectivo para en un semáforo. Nadie se preocupó, pero resulta que el semáforo pasaba a verde, a rojo, a verde, a rojo, y nosotros seguíamos parados ahí. Qué pasó?, el colectivo estaba descompuesto. Tuvimos que esperar más de una hora, que venga otro coche, y nos lleve a Santa Fe a levantar más pasajeros. Antes de llegar a la Terminal de Santa Fe, como el colectivo en el cual íbamos no tenía permiso para entrar ahí, dos cuadras antes tuvimos que volver a cambiar de coche”.

 

Foto ilustrativa

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here