Es en la zona comprendida por las comunidades de La Potasa, Nicanor Molinas y El Arazá, todas ubicadas a la vera de la Ruta Provincial Nº 40. Los vecinos señalan que el poco personal que hay en ese sector es afectado a otros servicios y quedan desprotegidos los fines de semana. Es un reclamo que lleva años y que aún no ha sido solucionado.

Angel Furrer, vecino de Nicanor Molinas narró en RADIO AMANECER “me tocó vivir una situación el domingo a la madrugada, y que es una problemática que estamos teniendo tanto El Arazá como Nicanor Molinas y La Potasa con el tema de la seguridad policial. De los muchachos locales acá (los efectivos policiales) no nos podemos quejar porque le ponen corazón, garra, trabajan fuera de hora y siempre están cuando uno los necesita”. “Pero – continuó – justamente cuando el domingo a la madrugada volvía de una cena, había dos animales en la Ruta (Provincial Nº 40) que eran de un vecino y que se les habían escapado, con todo el riesgo que ello implica. Llamo al policía que estaba de turno en El Arazá, y muy cordialmente me atiende y me dice que estaba en Reconquista cubriendo un servicio. Entonces me informa que el policía de La Potasa estaba a cargo de la zona, pero creo que un solo hombre no puede estar cubriendo desde el camping de AMSaFe (distrito Reconquista) hasta el cruce de La Zulema (Rutas 3 y 40, distrito El Arazá).” “Con la gente de los destacamentos de El Arazá y Nicanor Molinas volveremos a pedir una reunión con el Jefe de Policía para que no ocurra más esta situación porque nos sentimos muy desprotegidos” indicó. “Desde hace seis o siete años venimos planteando esto pero no le encontramos la solución, y nos parece injusto porque nosotros pagamos los impuestos como todos” expresó por último.

Leer
Intendente de Reconquista: “Hemos sido aceptados como Municipio importador y exportador"

Foto ilustrativa

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here