Un móvil policial y dos motos con personal policial se apostaron esta mañana frente a la sede de la maestranza municipal en forma preventiva ante el recrudecimiento de las medidas fuerza que lleva adelante el SITRAM Vera en reclamo de mejoras laborales.

El paro que tiene lugar a nivel distrital generó un nuevo encontronazo entre el sindicato y el Ejecutivo municipal de esta ciudad por la modalidad del mismo.

Es que un total de cinco empleados denunciaron en sede policial que les fue impedido, supuestamente, el ingreso a su lugar de trabajo, con lo cual los representantes gremiales debieron cesar en esa medida y permitir el acceso a aquellos que no adhirieron a la medida de fuerza.

Luego, el problema quedó resuelto y la comisión policial se retiró del lugar. El expediente policial con los incidentes ya fue remitido al fiscal Leandro Benegas que entiende en el caso.

Ya había ocurrido algo similar durante el último paro de FESTRAM cuando el gremio impidió que las máquinas saliesen a prestar servicios y desde el Ejecutivo se radicó una denuncia penal en la que intervino el fiscal Gustavo Latorre.

La huelga de hoy está motivada en el reclamo de estabilidad laboral y fue lanzada previa asamblea con FESTRAM, con concurrencia a los lugares de trabajo.

El reclamo se disparó por la falta de acuerdo con el Ejecutivo municipal en los siguientes puntos exigidos por los municipales:

– Ropa de trabajo

– Nombramientos

– Contratos y precarizados

– Categorización

– Reconocimiento antigüedad

– Pago doble jornada sábados, domingos y feriados

– Pago de trabajo a esenciales $3000

Fuente – Infovera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here