Quienes se desempeñan desinteresadamente para poner de pie a las diferentes instituciones de bien público, lo hacen dejando de lado obligaciones personales y momentos familiares y de descanso.

 

Existen diversas circunstancias que, en los últimos tiempos, vienen golpeando las capacidades de subsistencia que pueden tener los distintos centros de contención social y deportiva.

Lamentablemente ya no le sorprende al ciudadano común cada vez que se entera que un determinado acto de inseguridad afecta a entidades sin fines de lucro que se sostienen gracias al mancomunado esfuerzo comunitario.

Parece normal y corriente enterarse que, en localidades como Villa Ocampo, impúdicamente ingresan en un edificio escolar para vandalizarlo o que se roban los reflectores y los cables de una cancha de fútbol; todo sin que nadie observe nada y con absoluta exención condenatoria.

En esta oportunidad, el Club Atlético Ocampo Fábrica se constituyó, involuntariamente, en el nuevo damnificado de esta verdadera ola rateril.

Durante la madrugada de este miércoles, desconocidos ingresaron a sus instalaciones y se llevaron las siguientes pertenencias:

Una pala de punta.

Una pala ancha, marca Gerardi.

Dos barretas saca clavos.

Un monitor Led 14″.

Dos equipos DVR.

Un taladro 13″, marca Black & Decker.

15 metros de cable TT 2 x 2,5 mm.

Un equipo de WiFi de cable TV Villa Ocampo.

Desde la Institución se pide colaboración a todos aquellos que puedan brindar información para esclarecer y recuperar los objetos sustraídos.

Se ruega a los integrantes de la población que no compren este tipo de elementos ofrecidos de manera irregular, recordando que, al hacerlo, se comete una grave infracción que es penada por el Código Penal.

 

Fuente: El Preliminar Radio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here