Mauricio Suligoy está imputado por “Femicidio en grado de tentativa” contra la joven Macarena Ardit y ahora el Juez Basualdo ordenó que siga detenido hasta su juicio que sería en un tiempo prudencial.

Decenas de personas aguardaron, aún con una persistente llovizna, la audiencia en la vereda de la Oficina de Gestión Judicial en Reconquista, a la espera de la determinación de la Justicia.

El abogado defensor Dr. Andrés Ghío, pidió que esté en “prisión domiciliaria”, en casa de su madre, en tanto el Fiscal, Dr. Rubén Martínez y la Querella se negaron al pedido.

Ghío sostenía que ya había pasado demasiado tiempo y que ya no corría riesgo el proceso ya que se ha realizado la acusación y elevación a juicio. Además brindó como garantía una fianza y también a su madre que sería su guardadora tomando licencia como docente.

El Fiscal Martínez se opuso a este pedido y al igual que la Querella, a cargo de los abogados M. Benetucci y R. Degoumois, coincidieron en que el riesgo probatorio “ha aumentado” en estos tiempos porque el imputado podría anticipar que será condenado y esto lo motivaría a fugarse.

Previo a que el juez tome su decisión hablaron tanto la víctima como el imputado.

Macarena Ardit pidió que siga detenido porque “vive a cinco cuadras” de su casa y además porque si recibe ese beneficio “la que va a estar encerrada voy a ser yo”, dijo la joven haciendo referencia al temor que la aqueja.

Luego el imputado Mauricio Suligoy dijo que cometió “un error” y que quiere “pagar” por lo que ha hecho pero que quiere “un juicio justo” para poder defenderse y hasta ese momento esperar en casa de su madre y rodeado de sus afectos.

Finalmente el Juez Gonzalo Basualdo decidió que siga detenido hasta el momento en que se conforme el tribunal pluripersonal y se inicie el Juicio Oral y Público.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here