El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig manifestó que se intentará que el próximo pago de sueldos sea en un plazo menor que en enero.

El gobierno de Omar Perotti buscará garantizar el cronograma de pago de sueldos de los empleados públicos, para que no vuelva a extenderse hasta mediados de mes, como ocurrió en enero. La medida estará supeditada, sin embargo, a la declaración de la emergencia económica y de la evolución de la recaudación, explicaron funcionarios provinciales.

Desde la Casa Gris manifestaron la necesidad de obtener nuevas herramientas financieras para hacer frente al desembolso de sueldos en tiempo y forma. De no sancionarse la emergencia económica, que garantizaría la posibilidad de obtener crédito, la provincia caería en las mismas dificultades para abonar los salarios, afirmó el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig.

Por su parte, el vocero del gobierno de Santa Fe Leonardo Ricciardino manifestó que la intención será acortar los plazos de forma paulatina, privilegiando a que cobren primero los que menos tienen.

“La idea es ir achicando los plazos mes a mes en la medida de lo posible”, dijo el funcionario, para lo cual será vital “tener en cuenta los recursos con los que cuenta la provincia” afirmó Ricciardino.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here