En el mes de las infancias y en el marco del plan de lucha de docentes y personal de la salud, el equipo de Radio Amanecer conversó con la Socióloga Ianina Tuñon, quien es coordinadora del Barómetro de la Deuda Social del observatorio de la deuda argentina, donde realiza todos los años, desde el 2004, diagnósticos sobre las condiciones integrales de los chicos en nuestro país.

Los últimos datos que compartió UNICEF son preocupantes en relación a la pobreza en la infancia y la falta de inversión en materia de salud, educación y alimentación, para conocer más sobre esta problemática, la socióloga Ianina quien tiene entero conocimiento sobre los estudios, investigaciones, indicadores y números que arrojan los mismos, en comunicación telefónica con Radio Amanecer, informó que la pobreza en Argentina es alarmante: “esta viene incrementándose de manera persistente. 6 de cada 10 niños no cuentan con la canasta básica y el 15% de ellos directamente no come”.

El cambio que necesitan las escuelas para mejorar la calidad de vida de  niños, niñas y adolescentes- RED/ACCIÓN

Estas no son solo cifras sueltas, es la radiografía que presenta nuestra sociedad y que se expresa en desnutrición, en déficit cognitivos, en privaciones en cuanto a salud, educación, derechos y en no brindar condiciones de vida esenciales para el desarrollo social de los niños, niñas y adolescentes. La socióloga afirma que “este segmento está teñido por falta de estimulación emocional, falta de potencialidades de las capacidades blandas que llevan a la no adaptación social”.

Leer
Alerta por la estafa de la "quinta dosis" que roba cuentas de WhatsApp

Además, explica que los indicadores mejoraron entre el 2004 y 2007, sin embargo, este repunte en los números se da luego de la crisis del 2001. Es decir, después de que se generaron las tasas chinas, las cuales según Ianina “no supimos aprovechar en mejoras estructurales, en educación, salud y alimentación, por lo que hoy los números se parecen a los del 2001 y marcan una pobreza infantil superior al 60 por ciento”.

La especialista explica que las familias llegan a ser pobres, indigentes por múltiples causas. Una de esas es que la sociedad avanza hacía el debilitamiento de la macroeconomía, lo que significa que el estado argentino no está organizado, hace mucho tiempo y que los gobiernos no priorizan la infancia.

Quienes gobiernan el país, no buscan generar políticas eficientes y justas. Ante esta afirmación, la Socióloga de la UCA sugiere que “el estado debería ser más austero e inteligente en sus inversiones para que cada crisis que pasemos no implique un deterioro en las nuevas generaciones, ya que son estas las que después nos tienen que sacar a flote”. Y continua: “la economía argentina no tiene la capacidad de absorber a quienes están disponibles para trabajar. Los nuevos trabajadores, los jóvenes, no solo se encuentran con el problema de la falta de calificación, de cultura de trabajo, de educación, también tienen la dificultad de que nuestro país no tiene empresas ni puestos de trabajos para tomar esa mano de obra”.

Leer
Los casos de viruela del mono subieron 60 por ciento

Ante todo, lo antes mencionado por la coordinadora del Barómetro de la Deuda Social de la Argentina, queda claro que la clase política no está a la altura de las circunstancias y que los políticos son vistos como inmersos en la corrupción que ellos mismos alimentan. Lo que para Ianina tiene que cambiar y comparte que ese cambio se puede dar con objetivos, con propósitos, con convencimiento de saber que nos motiva para ir atrás de esos retos y a donde queremos llegar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here