El Presidente de Villa Ana, Catalino Coman informó que los productores de la zona están pasando por situaciones complicadas debido a la sequía y a cuestiones de falta de infraestructura y mantenimiento de los caminos rurales.

Actualmente el agua de la zona es dura y complica su uso para ganadería y riego de caña de azúcar. “El acueducto nos provee de agua únicamente para consumo humano, no como está contemplado en el proyecto Paraná-Mini, por lo que solicitamos al Senador Marcon que se aceleran las gestiones para contar con una nueva toma de agua”, expreso el presidente de Villa Ana.

Por otra parte, comentó que ese no fue el único pedido, también elevaron el problema con el que conviven todos los días: “es un peligro cruzar los puentes, específicamente el del kilómetro 13 que está muy deteriorado, las maderas son viejas, se mueven, están podridas, no se realiza mantención y necesitamos que se arreglen de manera urgente ya que es el corredero de los ganaderos. No esperemos a que pase algo grave”, afirmó Catalino Coman.

Lo que festejaron hace un par de meses fue la licitación para pavimentar la ruta 32, la cual se encuentra en proceso, pero viene a paso lento, según detallo Coman “teníamos esperanzas, sin embargo, la obra se realiza a paso lento con pocos recursos, no cuentan con presupuesto por lo que el capital humano y las maquinarias son mínimas. Siguen nivelando terrenos y para este año no se ven avances”.

Para finalizar el presidente Comunal de Villa Ana cerró la comunicación con una noticia positiva “recibimos 11 millones de pesos para concretar la obra que nos ayudará a resguardar y proteger la Chimenea, patrimonio e icono de nuestra zona, sinónimo de pueblo forestal que tanto nos caracteriza”. Las obras iniciaran la semana entrante y las llevará a cabo una empresa correntina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here