Municipales no tuvieron respuesta a sus reclamos y exigen recomponer salarios

En el marco de una holgada situación financiera de la Provincia, y sus Municipios y Comunas, el salario del sector laboral lleva tres meses consecutivos por debajo de los índices de inflación. Los recursos locales, especialmente por coparticipación, están creciendo por sobre los incrementos salariales pactados, a tal punto que las Municipalidades y Comunas cedieron más de 200 millones de pesos, en concepto de costo fiscal en el subsidio al sector comercial, industrial y agropecuario.

Los valores establecidos por el INDEC, muestran una Canasta Básica de $ 66.500, cuyo crecimiento trimestral e interanual supera al índice inflacionario, los salarios de los trabajadores municipales se comportan a la inversa y llevan tres meses consecutivos de caída promedio del 3% mensual, profundizando la cantidad de trabajadores y trabajadoras debajo de la línea de pobreza. Para el mes de Julio el Salario Mínimo Garantizado se ubica en $47.617 destinando $28.000 en alimentos.

Los Sindicatos son testigos de la especulación financiera que se realiza con el poder adquisitivo de los trabajadores, lo que demuestra una actitud contraria a las políticas económicas impulsadas por el Estado Nacional en procura a que los incrementos salariales superen la inflación. El crecimiento de los depósitos a plazo fijo que tienen los municipios con intereses al 37% anual, justifican gran parte del superávit fiscal y de la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores.

La falta de respuesta a los reclamos de adelantar para el mes de julio la totalidad del aumento salarial del 35%, y continuar la discusión de la política salarial de este año, motiva la decisión de reclamar en forma urgente la apertura de paritarias, que en caso de no concretarse obligará a adoptar las medidas de fuerza en reclamo de una nueva política salarial.

Por otra parte, se ha negado la vacunación prioritaria para los trabajadores esenciales con tareas de riesgo COVID; continúan los cortes de distintos servicios del IAPOS y la falta de capacidad para hacer cumplir la conciliación obligatoria por trabajadores despidos en la Municipalidad de San Carlos Centro. Todo lo expuesto confluye en un estado de situación que genera fuerte tensión entre los trabajadores municipales y comunales.

Fuente – Prensa FESTRAM

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here