En esta nueva edición de los artículos de la “Historia de Nuestro Fútbol Rural”, el Prof. David Quarín nos comparte otro material imperdible referido puntualmente a Barrio Nuevo, el otro Club de la localidad de Lanteri.

 

La hegemonía de Argentino:

Para mediados de la década de 1970 el único Club en Lanteri era Atlético Argentino, quien venía cumpliendo funciones sociodeportivas en la localidad desde principios de 1947 cuando fuera fundado.

Previamente había existido otro Club, nacido en 1921, el Lanteri FBC que había sentado las bases para la posterior fundación de Argentino. En la década de 1950, coexistió en el mismo pueblo con el Club Independiente que desapareció abruptamente hacia 1960 luego que se quemara por completo el techo de paja de su cancha de bochas y sede social. Con Independiente llegaron a competir un año (1958) en la Liga Deportiva Libertad con sede en Los Lapachos.

Desde su ingreso en 1961 a la Liga Norteña, Argentino rápidamente se convierte en el principal animador de los campeonatos, llegando a ser el más ganador. Su poderío futbolístico era bien conocido en el ámbito de la Liga y en toda la región, contando con una gran cantidad y calidad de jugadores.

Con el inesperado retiro del Club Guadalupe de la Liga Regional Norteña en 1975, la sede social de la institución madre se traslada al Club Argentino que ahora pasa a tener gran influencia en las decisiones, aportando dirigentes de primera línea para su conducción, de hecho, entre 1976 y 1978 fueron autoridades: Ernesto Sandrigo (Presidente), Omar Sandrigo y Juan Carlos Muchiutti (Secretarios).

Se forma Barrio Nuevo:

El nacimiento del Club Barrio Nuevo en Lanteri se produce casi exclusivamente por un desacuerdo entre la Comisión Directiva de Argentino y el socio, jugador y dirigente (primer vocal suplente en ese momento), señor Héctor R. Sandrigo.

Una doble sanción de la C.D., amparada en los Reglamentos Internos de la institución, en febrero y mayo de 1976 (50 días, primero y 2 años después) por algunos actos de indisciplina de Sandrigo en el campo de juego y en el salón social provocaron inesperadamente el nacimiento de nuevo club en Lanteri.

Ante la repetida negativa de la Comisión de levantarle la dura sanción, Héctor Sandrigo, acompañado por su padre Ajejo, sus hermanos y el Juez de Paz, Rubén Sandrigo, deciden a mediados de 1976 darle forma de Club a un equipo con el que venían participando en los Torneos de Barrios organizados a beneficio de Argentino.

La iniciativa encuentra rápida aceptación entre varios jugadores disconformes o que no tenían lugar en el plantel de Argentino quienes se pasan a las filas de la nueva entidad que adopta el rojo y blanco como colores distintivos.

El dueño del Club sería Don Alejo Sandrigo, quien era un importante productor ganadero y agrícola de la localidad, también un reconocido político radical y una persona con vocación solidaria en la comunidad. Sus hijos Oscar, Osmar, Héctor y Orlando también trabajaban en una ladrillería para abastecer la construcción en la zona.

Foto: Jugadores y simpatizantes del Club Barrio Nuevo en 1977.

El lugar destinado para la cancha seria la esquina sureste, sobre la Ruta Provincial 97, camino al paraje El Algarrobal, dentro del campo de don Alejo y próxima a su casa. Toda su familia, peones y jugadores trabajaron incansablemente con palas anchas hasta lograr nivelar el terreno, luego sembraron gramilla y en tiempo récord tuvieron listo el campo de juego. (1)

El domingo 19 de diciembre de 1976 invitan a jugar amistosos al Club Argentino con sus dos divisiones para probar la cancha.

Pero la inauguración oficial sería recién el domingo 27 de marzo de 1977 con un Torneo de once jugadores con la participación de varios clubes de la región. También en ese marco festivo realizan un Torneo libre de vóley. Para fines de ese año ya tenían levantadas las torres para la iluminación de la cancha para los números torneos por eliminación que vendrían.

Ningún otro club participante de la Liga Norteña se había alzado con tanta celeridad y entusiasmo como lo hizo Barrio Nuevo, motivado por razones personales, pero también para brindar un lugar a los numerosos jóvenes que pujaban por competir.

Rechazo y admisión:

A la preocupación inicial por la falta de clubes para hacer jugar el Campeonato 1977 llega muy pronto la solución con la reincorporación del Club El Porvenir de Los Lapachos que desde finales de 1970 había solicitado permiso por un año para no participar por falta de jugadores. También en esos días se suman a la Liga dos nuevos clubes: Matienzo de Las Garcitas y Unión Oeste de Ceibal, éste último venía de militar en la Liga Rural Ocampense.

No obstante la necesidad de sumar clubes, el 8 de marzo de 1977 la C. D. rechaza el pedido de afiliación y participación en el campeonato de esa temporada del naciente Club Barrio Nuevo “en razón de que no existen antecedentes satisfactorios en sus actuaciones, por tanto se decide postergar su incorporación hasta que éste Consejo crea conveniente.”(2)

El pedido queda en suspenso por el temor de provocar la renuncia de Argentino, ya que el mandato de su delegado para las reuniones era tan contundente como claro: “el Club Argentino ha tomado como decisión la no aceptación a la incorporación del Club Barrio Nuevo a la Liga, caso contrario ésta institución solicitará permiso para no intervenir por este año.”(3)

El torneo se inicia con siete clubes, los cuatro que venían del año anterior (Argentino, Chanourdié, Las Garzas y Pampeano) y los debutantes (El Porvenir, Matienzo y Unión Oeste). Argentino de Lanteri es el dominador absoluto de la temporada obteniendo cómodamente el Campeonato regular de 1° y 2° división y el Torneo Clausura disputado en Unión Oeste también en ambas divisiones.

Barrio Nuevo no renuncia a sus aspiraciones de participar en los campeonatos de la Liga Norteña y el 20 de septiembre de 1977 vuelve a la carga solicitando formalmente su ingreso, lo que genera una tirante discusión en el seno de la C. D.:

-El delegado del Club Argentino se opone abiertamente fundamentando que la situación es grave ya que hay “personas del club peticionante con actitudes y hechos que perjudican o tratan de perjudicar al club Argentino”.(2)

-Por otro lado, el delegado de Los Pampeanos, si bien acepta y reconoce las razones expuestas por Argentino, propone que “la aceptación del Club Barrio Nuevo podría ser motivo importante para la solución de esos problemas ya que dicha institución deberá ajustarse, en el futuro, a una reglamentación establecida en los Estatutos de la Liga”. (2)

-Por su parte, el delegado de Unión Oeste acepta la inclusión de Barrio Nuevo pero cree conveniente previamente “designar una Comisión encargada de reformar convenientemente los Estatutos”.

-Argentino se resiste y anticipa la “posibilidad de expulsión de jugadores integrantes de los equipos de Barrio Nuevo (la mayoría tiene la firma registrada en Argentino), con lo que no podrían jugar en la misma”.(2)

La Comisión Directiva no llega a un dictamen y resuelve consultar a todos los clubes afiliados y emitir la resolución final en la próxima sesión luego del Torneo Clausura.

Finalmente, en la reunión del 29 de septiembre se resuelve por mayoría la afiliación a la Liga del Club Barrio Nuevo y se lo habilita para comenzar a disputar el Campeonato del año siguiente (1978). El delegado de Argentino “acepta la decisión de la mayoría aunque la propia sea negativa y hace constar la tirantez existente entre ambas instituciones que podría dar lugar a problemas mayores por los que solicita desde ya la presencia de veedores en los partidos que les toque disputar a ambos.”(2)

Foto: Formación del Club Barrio Nuevo con su trapo distintivo en 1977.

 

Debut y Campeonato:

La temporada 1978 se iniciaba con la confirmación de once clubes, a los siete del año anterior se sumaban ahora los reafiliados Flor de Oro, Morajú y Las Garzas, y los debutantes Unión de Campo Ubajó y Barrio Nuevo.

Desde un primer momento Barrio Nuevo dio muestras de sus aspiraciones, en el Torneo Clausura disputado a principios de mayo en cancha de Morajú, conseguía la segunda ubicación en primera.

Por la cantidad de clubes participantes, el Campeonato oficial se inicia el 21 de mayo a dos ruedas bajo el control de la “Delegación de Árbitros Independientes de Villa Ocampo” integrada por: Carlos Quarin, Carlos Escobar, Bernardo Franco, Luciano Rivero, Ricardo Aquino y Caballero.

Al cabo de siete meses, el 30 de diciembre, en la anteúltima fecha (la 20), Barrio Nuevo se consagra Campeón tras empatar en un tanto de local frente a Flor de Oro y gracias a la caída en Las Garzas de Morajú, su inmediato perseguidor.

Así quedaba la Tabla final de Posiciones de Primera División:

Clubes J G E P GF GC Dif. Pts.
Barrio Nuevo 20 13 4 3 44 23 21 30
Morajú 20 11 5 4 35 24 11 27
Flor de Oro 20 10 4 6 41 36 5 24
Pampeano 20 8 5 7 52 43 9 23
Argentino 20 10 2 8 38 34 4 22
Unión C. Ubajó 20 7 6 7 42 43 -1 20
Unión Oeste 20 7 4 9 39 39 0 18
Ing. Chanourdié 20 6 4 10 30 38 -8 16
Las Garzas 20 6 4 10 43 61 -18 16
El Porvenir 20 3 8 9 34 40 -6 14
Matienzo 20 4 5 11 21 39 -18 13

 

Por su parte, el Campeón en segunda sería el Club Pampeano de Siete Provincias, invicto en veinte partidos, mientras que el subcampeonato sería para Morajú.

Foto: Equipo Campeón del Club Barrio Nuevo en 1978.

 

Campeonato y despedida:

El Campeonato de 1981 se organiza con la participación de once clubes en las dos categorías, divididos en dos grupos:

Zona Norte: Atlético El Sombrerito, Unión Oeste, Ing. Chanourdié, Sp. Ceibalito y Matienzo.

Zona Sur: Argentino de Lanteri, Barrio Nuevo, Morajú, El Porvenir, Los Pampeanos y Flor de Oro.

Cada Zona disputa un Campeonato a dos ruedas, clasificando el primero y segundo de cada una para los cruces en Semifinales: 1° Sp. Ceibalito, 2° Ing. Chanourdié (Norte) y 1° Barrio Nuevo, 2° Morajú (Sur).

Barrio Nuevo elimina a Chanourdié en una vibrante serie (1-3 de visitante, 4-1 de local, como había paridad en los puntos y no se tomaba la diferencia de goles debieron jugar 30 minutos adicionales con el marcador empatado 1-1. Finalmente fue 4-3 desde el punto penal para los rojiblancos de Lanteri).

Sp. Ceibalito hacía lo propio con Morajú (3-2 de ida y 2-2 de vuelta).

En las finales, disputadas el 8 y 15 de noviembre,  fue empate 1-1 en la ida y triunfo  3-1 en la vuelta para Barrio Nuevo.

Foto: Planilla de la final de vuelta en 1981.

De esta forma el Club Barrio Nuevo de Lanteri conseguía su segundo Campeonato en la Liga Norteña lo que le permitía dar la vuelta olímpica en su propia cancha.

En segunda división el Campeón sería Argentino luego de vencer en ambos partidos (2-0 y 1-0) a Unión Oeste de Ceibal.

Para sorpresa de todos, a principios de 1982, Barrio Nuevo, el otro club de Lanteri, solicita permiso a la Liga para no participar en el Campeonato de la temporada, pero nunca más regresa. La inexplicable decisión conduce a la inactividad institucional y deportiva, precipitando su rápida desaparición, tan veloz como había sido su propio nacimiento.

El dato de color:

Barrio Nuevo fue un club que tuvo una vida efímera, apenas seis años, pero tiene como mérito haber contado entre sus jugadores a los mejores exponentes de las Ligas Reconquistense y Ocampense, traídos por Alejo Sandrigo y sus hijos para jugar en simultáneo en la Liga Norteña.

De todos ellos debo destacar un joven jugador que estaba haciendo sus primeras armas futbolísticas en la primera del Racing Club de Reconquista y que pronto se convertiría en profesional hasta llegar al fútbol grande vistiendo los colores de River Plate y la selección nacional, me refiero al portero Ángel David Comizzo que también jugó para el club Barrio Nuevo.

Así lo recuerda el propio Comizzo en una reciente entrevista radial, El Preliminar Leader FM 106.5 de Villa Ocampo conducido por Ricardo Bortolozzi:

“Alejo Sandrigo tenía un equipo, y yo estaba trabajando de albañil con mi papá que estaba arreglando el Colegio de la Monjas en Lanteri, y entonces Alejo me fue buscar y jugué para su equipo de ahí, en Lanteri, jugué unos partidos, Barrio Nuevo se llamaba el equipo…”(4)

(1)Testimonio de Orlando Sandrigo. Reconquista. 2020.

(2)Libro de Actas N° 2 Liga Regional de Fútbol. 1970 – 1978.

(3) Libro de Actas N° 5 C.A.yS. Argentino de Lanteri. 1975 – 1980.

(4) YouTube. Entrevista con Ángel David Comizzo. El Preliminar Leader FM 106.5 de Villa Ocampo. 2020.

Fotografías aportadas por Flora Nardelli de Villa (Lanteri) y Roberto Carrión (Rqta).

 

Profesor David Quarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here