Liliana Caramutti y Melina Escobar forman parte del grupo “40 días por la vida” que tiene el objetivo de orar por el fin del aborto. Para dar a conocer la misión que persiguen e invitar a la comunidad a sumarse, se acercaron a la radio para contar más sobre este movimiento.

 

Estas dos mujeres junto a otras personas hacen una pausa todos los días en su rutina para acercarse al hospital central de Reconquista y en grupos de dos o más, con una mesa y sus respectivas sillas, se aprontan para hacer visible esta noble causa: decirle si a la vida y acompañar a aquellas mujeres, parejas y familias que se encuentran atravesando este periodo de importante decisión, de miedos y de alegrías. Los turnos son de una hora o dos y van rotando.

Esta forma de organizarse es una manera pacífica de manifestarse a favor de la vida. El grupo no es enteramente católico, forman parte de él personas con diferentes creencias religiosas, ideologías políticas y culturales, pero todos tienen el común el mismo objetivo, proteger la vida.

Una de ellas menciona que están unidos: “la vida nos une más allá de toda creencia, de esta manera intentamos ser un puente de esperanza y que la opción por la vida siga siendo fuerte en la región”.

Por 40 días, desde las 7 de la mañana hasta las 19 horas prestan sus hombros, tienden su mano y acompañan a la reflexión a través de la lectura de la palabra. En esta oportunidad, el lugar elegido es la vereda del Hospital Central de Reconquista, donde se unen para orar y pedir por las mujeres que quieren ser mamá, por las que no saben que decisión tomar y por los embarazos inesperados, comentan que “es una forma de estar para todas ellas en ese momento y que puedan pedir a Dios una intervención.

Leer
El Hospital de Reconquista iluminado con el color naranja por el Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Es la mejor manera de estar, nos da la posibilidad de contener, acompañar, ayudar, hablar con la gente y llevar una palabra de esperanza en estos tiempos”.

En este paso por radio Amanecer, Liliana y Melina nos comparen una hermosa experiencia:

“Un día en los que estábamos sentadas en nuestra mesa con el cartel Reza por el fin del aborto y un joven uniformado de policía se acercó y nos dijo: – “Yo casi fui un abortado”.

“Sus palabras se oyeron como un grito de triunfo y así lo sentimos cuando el prosiguió contando que el día que sus padres habían acordado realizar el aborto que terminaría con su vida, -tenían el dinero, el lugar para hacerlo-, su padre se fue a trabajar y le dejo plata a la mamá para que realice la acción acordada.

En ese momento, la mamá tomo el dinero y se fue, pero en el camino escucho la voz de su corazón que la desvió y la llevo a otro lugar. Un lugar con olor a perfume, con suavidad, con música de sueños. Al pasar las horas, el padre llego del trabajo y se encontró con su mujer que saco una bolsa gigante llena de cosas de bebé y le dijo que había comprado todo para tenerlo, ropa, pañales, mamadera, chupete y otras cosas para el cuidado de un niño. Así fue que meses más tarde nació él y fue muy querido.

Leer
En el día del Chamamé, Patricia Gómez presentó su videoclip “Evocación de la Ternura”

Hoy es un hombre policía que nos cuida y protege, entrega su vida a los demás. Y es el claro ejemplo de que la decisión que tomamos hoy tiene más trascendencia en el mañana”.

Por historias como estas, el grupo se mueve, encuentra su ser y fuerza en la oración.

“40 días por la vida” esta todos los días frente al Hospital central de Reconquista de 7 a 19 horas, es la manera que encontraron para hacer visible esta causa, mirando al otro de otra forma, saliendo del egoísmo, conteniendo a familias y contribuyendo a la esperanza. El que quiera sumarse puede hacerlo.

Además, el día viernes 25 de marzo es el día del niño por nacer y realizan una misa en agradecimiento en la capillita del nosocomio. También bendecirán a profesionales.

Y el día domingo 27 de marzo está programada la marcha por la vida. Liliana extiende la invitación: “a toda la comunidad los invitamos a participar a partir de las 16 horas en la plaza San Martín sobre calle Olessio de la marcha por la vida, llevar globos y se pueden movilizar en bicicletas. Finalizaremos en el monumento de la mujer donde leeremos un discurso explicando el porqué de la marcha y colocaremos un banderín con el lema SI A LA VIDA”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here