«Es un problema, hasta ahora sin una situación concreta. Pero no es sólo un problema nuestro, hasta ahora nadie nos ha dado la solución definitiva a este tema», manifestó el Ing. Hugo Bernardis, secretario de Servicios Públicos del municipio de Avellaneda.

Sobre todo el tema de las palomas se observa muy fuertemente en las plazas públicas de ambas ciudades. Sobre todo, y como muestran las fotografías, en algunos lugares donde la gente tiene que sentarse, o en los juegos de niños, o en los pasillos.

Ahora, el problema en sí no son las palomas, sino los excrementos de estas aves, que trae dolor de cabeza a varios municipios de la provincia de Santa Fe. No sólo por el excremento, sino también por la posibilidad que tienen de transmitir algún tipo de enfermedad.

Leer
Se puede circular nuevamente por el camino Héroes de Malvinas

Reconquista también sufre esto, como también la capital de la Provincia.

Florencia Gasparutti, secretaria de Servicios Públicos en Reconquista dijo que «El fenómeno de las palomas/pájaros es algo que está ocurriendo en todas las ciudades. Tiene que ver con el uso de fitosanitarios en zona de campo. Es increíble ver cardenales, canarios en jardines de la ciudad».

Desde el Municipio de Reconquista se ha consultado a varias ciudades con veterinarios, agronómos, «en Rosario incluso se ha probado con ultrasonido, láser y no hay manera de ahuyentarlos.
Particularmente en las plazas de Reconquista hemos intervenido con grandes podas en más de una oportunidad. Aún así en las plazas las palomas usan los árboles de dormidero no permanecen todo el día. Igualmente debemos hidrolavar diariamente veredas, juegos, bancos.. es una problemática que se ha acentuado últimamente», dijo Gasparutti.

Leer
Una multitud visitó la Expo Rural de Reconquista

«Todas las medidas están orientadas a ahuyentar a las palomas. Hemos probado de todo, no podemos combatirla, lo que nos ha dado un poco de resultado para minimizar, no para solucionar, es el tema del trabajo en el arbolado público

Se ha intentado con todo para ahuyentarlas, con personal municipal trabajando con picanas en horas de la tardecita, que es cuando la paloma vuelve a su nido, y se ha probado hasta con ultrasonido y conocemos en otros lugares que han probado con la esterilización también. Por ahora tendremos que convivir con eso», dijo Bernardis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here