Está ubicado a pocos metros del control de Gendarmería Nacional sobre Ruta Nacional Nº 11, al norte de la ciudad de Avellaneda. En los últimos días, varios conductores comenzaron a recibir multas por exceso de velocidad en ese sector, que alcanzan los 12 mil pesos.

El Secretario de Gobierno del municipio de Avellaneda, Gonzalo Braidot, aclaró que “es un radar de la provincia, de la Agencia de Seguridad Vial, no es un radar municipal, que está instalado desde hace un año y medio o dos y comenzó a funcionar de manera firme hace seis meses”.

“La señalética – continuó – es la acordada según la ley, y como el radar está dentro de la jurisdicción de Avellaneda, llegan al Juzgado de Faltas nuestro, por lo que los infractores tienen que venir a resolverla al Municipio de Avellaneda”.

“La multa actualmente está en 300 unidades, equivalente a 300 litros de combustible (unos 12 mil pesos), y si se paga voluntariamente con la boleta que llega no le queda nada al municipio. Si interviene el juzgado (el plan de pagos en 6 cuotas por ejemplo) solo le queda al municipio el 30%.

En relación a por qué la provincia de Santa Fe tiene un radar y cobra las multas en una ruta nacional, Gonzalo Braidot  explicó que “es porque las rutas nacionales están dentro de las jurisdicciones provinciales, y existen convenios entre la Provincia y la Nación para la realización de los controles.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here