Por el edificio del supermercado que funcionaba en la ciudad de Avellaneda se pagaron 7 millones de pesos. Además, se recaudaron 545 mil pesos por el remate de diferentes vehículos utilitarios y otros muebles por una suma de 75 mil pesos. Una parte de la totalidad de dinero recaudado, que asciende aproximadamente a los 7 millones 620 mil pesos, será distribuido entre los 21 empleados que tenía la firma comercial. Mientras tanto el resto sería para la AFIP y otras deudas que mantenía el supermercado que pertenecía a la familia Tórtul.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here