El pasado fin de semana un grupo de Socios Tatengues, desde la capital de nuestra provincia se llegaron hasta la pequeña localidad de Ing. Chanourdié y le entregaron a Teresita, mamá de Hernán, el retrato de un momento que permanece en los corazones unionistas desde hace 28 años. «Gracias por no olvidarlo», dijo muy emocionada.

«Gracias por no olvidarlo», dijo muy emocionada la mamá de Hernán de 83 años.

El mes pasado, como cada 27 de marzo, una vez más se recordó al volante del Club Unión de Santa Fe, Hernán René Solari, a 28 años de aquel memorable gol en el clásico santafesino y al día siguiente el fatal accidente a la altura de Avellaneda, por la Ruta 11 en empalme con la Ruta 31, yendo a su Ingeniero Chanourdié natal (1993-2021).

En esa oportunidad integrantes de la Agrupación Tatengue encabezada por «Toti» Barbosa, visitaron a la familia Solari y concurrieron al cementerio de Ing. Chanourdié donde descansan los restos del «Indio».

La foto que inmortalizó al Indio, quien festejó así, de rodillas y mirando al cielo, ese gol ante Colón en el Centenario.

La caricatura que un grupo de Socios Tatengues, desde la capital provincial viajaron hasta Ing. Chanourdié y se la entregaron a Teresita, mamá de Hernán.

El retrato de un momento que permanece en los corazones unionistas desde hace 28 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here