La Empresa Provincial de la Energía fue víctima en los últimos días de un acto de vandalismo en una obra que está ejecutando en la ciudad de Reconquista.

Se trata de un nuevo vínculo subterráneo entre la cabina del frigorífico FRIAR y la línea aérea del Boulevard Hipólito Irigoyen, para poder dotar a esa importante industria de doble alimentación para casos de emergencia.

Con ese mismo vínculo, también se va a poder alimentar parte del Bv. Irigoyen a través de la línea de FRIAR.

Manos anónimas, cortaron dos de las tres fases de ese vínculo, sin llegar a robarlo, pero dañando seriamente al cable.

Debido a este daño, va a ser necesario reemplazar un tramo de ambas fases, con el agregado de sendos empalmes y terminales. El hecho vandálico significó un gasto inútil y un retraso para la habilitación de la obra.

Además, este tipo de acciones representa un serio riesgo de vida para el que las ejecuta, ya que en caso de estar el cable en servicio, se expone a recibir un choque eléctrico de 7.620 Volts. Por otra parte, si la intención de los vándalos fue robar los cables, los mismos son de aluminio, no de cobre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here