En la diócesis de Reconquista, provincia de Santa Fe se está celebrando los 60 años de su creación. Teniendo en cuenta este acontecimiento el obispo monseñor Angel José Macín, (hijo de esta misma diócesis) ha lanzado una invitación a todos los católicos que formamos parte de esta Iglesia.

En la asamblea realizada a fines del mes de mayo de este año, dejó un mensaje para todos los bautizados.

En la nota anterior señalábamos 4 puntos centrales de la carta “Una Agenda para los próximos tiempos”.

El punto N° 1,  parte del  mandato de nuestro Señor Jesucristo. Dice el Obispo Macín:

1.” La Palabra de Dios, en esta solemnidad de la Ascensión del Señor, nos ilumina y nos orienta en la continuidad de este año, y de nuestra vida como Iglesia Diocesana. El mandato de Jesús a los apóstoles contiene una actualidad notable. “Vayan por todo el mundo”, comienza el breve discurso de despedida de Jesús según Mateo. Un discurso que se transforma en un mandato, en un imperativo claro y contundente. Hoy, el Papa Francisco se hace eco de estas palabras del Maestro, cuando nos invita a ser una Iglesia en salida. Cuánto nos falta para asimilar y vivir este pedido. Salir siempre afecta, desinstala, nos genera incomodidad. Enseguida aparece el deseo de justificar la necesidad de quedarnos en el “confort” que nos brinda el ambiente conocido, el grupo de gente cercana. Algo valioso, por cierto, pero que no puede ser un obstáculo a esta mandato del Señor a ir a todo el mundo. La salida tiene que ocupar un lugar de privilegio en la agenda de los próximos tiempos. Y tiene que afectar aspectos concretos y experiencias personales. Enuncio algunos de estos aspectos, para que todos vayamos reflexionando: tenemos que revisar la identidad y el funcionamiento de las zonas pastorales. No podremos nunca lograr una Iglesia, con participación real, si seguimos centralizando la conducción en Reconquista y su entorno. Tenemos que reactivar las zonas pastorales, renovar la esencia y el protagonismo de nuestras parroquias y de nuestras capillas, de nuestros movimientos y organizaciones, para ser una auténtica Iglesia en salida. Otro aspecto imprescindible que tenemos que agendar es un reencuentro del evangelio con la cultura. En esto, todos tenemos que sumar, pero especialmente ustedes, queridos laicos. La Iglesia, en su anuncio de la buena noticia, tiene que ser interlocutora decidida de la cultura actual, entrar en diálogo con la misma, sin prejuicios, sin temores, y sin confusiones. Los jóvenes, ustedes, queridos jóvenes aquí presentes y parte fundamental de la Iglesia, tienen que ser los protagonistas principales de esta empresa, ya que comprenden mejor que nadie este tiempo, con sus particularidades, con sus originalidades. Tenemos que partir del presupuesto indeclinable que desde la encarnación, “El verbo se hace cultura”, y esa es misión de la Iglesia, quien como madre tiene que engendrar a Cristo en la cultura de su tiempo. Parte de los problemas que nos aquejan y que sufrimos como comunidad eclesial es este retroceso, o este repliegue en relación al mundo. Tenemos que ir hacia el mundo con el mensaje diáfano y profundo del evangelio. Jesús no nos dice vayan a la sacristía, vayan al salón comunitario. Nos dice, vayan por todo el mundo. “

Con este mensaje de monseñor Angel Macín, los cristianos de la diócesis de Reconquista estamos llamados a participar y ser protagonistas de esta Iglesia que queremos tanto. En la próxima nota seguiremos reflexionando este punto, sin embargo no puedo dejar de invitarlo a que lea con detenimiento lo que dice el obispo.

Carlos Salame

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here