Tras una semana de lluvias, el Gobierno de Avellaneda retomó las tareas de reacondicionamiento de calles de piso natural, tanto en los barrios del ejido urbano como en los de la zona rural del distrito. Con maquinaria y personal municipal, las labores se ejecutan a pleno priorizando la conectividad entre parajes y, entre el campo y la ciudad.

Además, dado que el clima y el estado del suelo lo permiten, se desarrollan cuneteos, limpieza y delineación de nuevos desagües para una correcta conducción del agua de precipitaciones.

Complementa, esos servicios, una intervención integral que comprende: cortes de pasto, desmalezados, reparación de alcantarillas y mantenimiento general en distintos sectores.

Leer
La Cocina Centralizada espera la firma del gobernador para su adjudicación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here