El Ministerio de Seguridad provincial, en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral, presentó los datos sobre los más de 21 mil efectivos consultados.

Casi 22 mil policías respondieron las 240 preguntas del Censo Policial 2020 efectuado por el Ministerio de Seguridad.

En el marco de un censo policial realizado en Santa Fe, nueve de cada diez efectivos de la policía provincial consideraron que la situación de corrupción en la fuerza es «grave o muy grave» aunque un 80% destacó que en su entorno no la había percibido. El trabajo fue realizado por el Observatorio de Seguridad provincial, dependiente del Ministerio de Seguridad, en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral y fue presentado públicamente este viernes.

En declaraciones al programa «Todos en la Ocho», la titular del Observatorio, Luciana Ghiberto, explicó que se trata de un sondeo «inédito en el país y en Latinoamérica porque es una empresa que es fuertemente ambiciosa ya que tiene características de un censo, con recolección de datos demográficos, y después tiene un formato de encuesta cerrada con 240 preguntas donde se abordaron temas como ingreso, formación, trabajo, licencias, cómo trabajaron durante la pandemia, entre otros». Reforzó, además: «El Censo Policial ha sido organizado por el Ministerio de Seguridad en conjunto con la Universidad del Litoral, lo que da seriedad a la iniciativa en términos de anonimato y confidencialidad».

Según explicó la funcionaria, de los 21.490 efectivos policiales en todo el territorio santafesino que en octubre de 2020 estaban para censar respondió un 89%, lo que fue considerado por Ghiberto como «un índice de respuesta exitoso».

Al ser consultada sobre si algunos de los ítems incluidos en el censo estaban referidos a la corrupción en la fuerza policial, la funcionaria del Ministerio de Seguridad destacó que «el 83% de los policías consideró que en su lugar de trabajo no lo percibió. Pero cuando se les preguntó sobre la corrupción policial como un problema en término más general, casi el 90% lo consideró un problema grave o muy grave».

También hizo hincapié en preguntas puntuales hacia mujeres policías referidas a casos de acoso o abuso sexual. Allí, Ghiberto comentó que «en el módulo donde preguntamos cómo se sentían desempeñando sus trabajos en la fuerza preguntamos por casos de acoso o abusos sexuales y encontramos que una de cada cinco policías habían sido acosadas sexualmente por un colega o un superior varón. Y respecto a por qué decidieron no denunciar esos hechos respondieron, en algunos casos, que eligieron solucionar los problemas ellas mismas pero también porque tenían miedo de ser cambiadas de destino o que les pasara algo a partir de denunciar».

«Hoy -abundó- tenemos más información pero esta gestión ha creado la subsecretaría de Género y Bienestar en la Policía que tiene como una de sus líneas recibir a las mujeres policías que han sufrido violencia machista y poder acompañarlas en el proceso».

Otra de las preguntas del Censo fue cómo habían evaluado los policías su ingreso a la fuerza: «Hay un dato muy interesante y es que el 70% consideró muy buena o positivo haber ingresado, mientras que un 64% aseguró que ingresó por vocación», detalló la funcionaria.

Sobre el uso de armas y si pensaban que su utilización era importante para su trabajo era importante «el 90% lo consideró así. Pero cuando preguntamos cuántas veces había utilizado el arma el 82% señaló que ninguna vez».

«Creemos que sostener este tipo de iniciativas, que rompen la idea de que lo único que sabemos de la policía es lo que los jefes dicen que es, democratiza un tanto la palabra y nos permite saber lo que los efectivos piensan sobre determinadas situaciones. De este modo, se vuelve interesante y se convierte en una herramienta clave de gestión», cerró Ghiberto.

Fuente – La Capital.com.ar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here