Mientras el Gobierno insiste en que, por ahora, no es necesario suspender las clases, estableció los pasos a seguir si aparece un caso sospechoso o positivo

A la espera de la reunión que mantendrá con los ministros provinciales, y mientras insiste en que, por ahora, no es necesario suspender las clases, el titular de la cartera educativa nacional, Nicolás Trotta, anunció que el Ministerio de Educación estableció un protocolo para que se aplique en las escuelas en las que aparezca un caso sospechoso o positivo de coronavirus​.

«Lo que dicen los especialistas, en caso que pase a ser determinado por el sistema de salud un caso sospechoso, hay que aislar ese aula. En caso de ser positivo, se termina cerrando todo el establecimiento educativo», detalló.

Además, explicó que si se produce la circunstancia de que los involucrados son las autoridades escolares y el personal no docente, se los “aislará para determinar todos los contactos posibles” que tuvieron en el lugar.

En declaraciones a radio Mitre, Trotta confirmó que el jueves firmó una resolución con el protocolo, “que ya está en funcionamiento y se ha aplicado en un establecimiento en la provincia de Río Negro.

«La responsabilidad la tienen que tener padres y madres en el cumplimiento del aislamiento social en caso de sospecha. Le pedimos a la sociedad que sea consciente que cada decisión que toma nuestro gobierno lo hace a partir de las recomendaciones de las principales referencias científicas argentinas», añadió.

El funcionario insistió con que, por ahora, «no es necesario suspender las clases» como medida preventiva para el avance de la pandemia de coronavirus COVID-19. Sin embargo, aclaró que «esa decisión puede cambiar en 48 o 72 horas».

«Poco importa mi mirada sanitaria, soy Ministro de Educación, pero sí estamos coordinando con el grupo de especialistas. Hoy no es necesario suspender las clases «, sostuvo.

 

Fuente – Clarín

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here