Si bien el Gobierno Provincial brinda asistencia a través de Defensa Civil, la hídrica en una buena parte del departamento Vera es muy crítica tanto para sus habitantes como para los productores ganaderos, quienes no tienen ya lugar seco para los animales.

César Martínez, docente en la comunidad de Los Tábanos, contó que “el viernes al mediodía nos pusimos a hacer dedo y recién logramos llegar a la localidad vecina de Golondrina a las doce menos cuarto de la noche. Fue en tractor, un viaje larguísimo, las rutas están intransitables. Ahí dormimos en diferentes casas que nos recibieron los vecinos y al otro día, esperamos que se seque un poco el camino y un vecino nos llevó hasta Intiyaco en camioneta, donde llegamos a las tres de la tarde; y a nuestras casas en Vera recién a las seis”.

Por su parte, Jorge Lovisa, productor de Guadalupe Norte que tiene campo en la zona de Cañada Ombú, en la zona de Cañada Ombú, señaló “ya venimos con una situación bastante agravada desde abril del año pasado, ahí arrancó la problemática, creíamos que íbamos a tener un período un poco seco y en realidad, la continuidad de lluvias que tuvimos este año hizo que la hacienda vaya consumiendo todo el pasto. Hay que sacar toda la hacienda, algunos ya salieron y otros van a salir en los próximos días. Hay zonas que hace un año y medio que tienen agua, el suelo se ponen pantanoso y ya casi no queda pasto.”

Mientras tanto, Armando Quintana, presidente de comuna de Cañada Ombú informó que “los caminos de tierra están intransitables, y si bien la situación de la población es estable y no tenemos sobresaltos, sí estamos aislados. Los mercados todavía están abastecidos, pero siempre y cuando no siga lloviendo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here