La salud de algunos sacerdotes enfermos durante este tiempo fue evolucionando favorablemente.

El Padre Néstor Vera sigue internado en un centro de salud de Santa Fe con tratamiento de diálisis hasta que se limpien sus riñones (según el oncólogo no necesitaría diálisis permanente), y continuará con un nuevo tratamiento de quimioterapia. Además, se le realizó una biopsia y otros estudios, de los que se esperan los resultados. El se encuentra de buen ánimo afrontando esta instancia.

El Padre Efrén Agretti sigue su convalecencia en la casa parroquial de Avellaneda. No se han detectado afecciones serias, por lo tanto se espera una evolución positiva de su salud para las próximas semanas.

Por su parte, el Padre Germán Vallejos ha sido intervenido quirúrgicamente el último sábado en la zona renal. Ya fue dado de alta y se está recuperando satisfactoriamente en la casa parroquial de la Parroquia San Roque. Próximamente se sabrá si tiene que continuar con alguna práctica terapéutica ulterior.

Seguimos rezando por su pronta recuperación y su fortaleza en la enfermedad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here