En la mañana del jueves 04 de febrero de 2021, los familiares de Thalía Fontana de 22 años y Edgardo Gómez de 32 años, el matrimonio que perdió su bebé en la madrugada del jueves 21 de enero en el hospital de la ciudad Vera, fueron recibidos en la unidad fiscal de Vera, por el Fiscal Regional doctor Rubén Martínez.

Estuvieron reunidos con el titular del ministerio público de la acusación de la región, la señora Ángela Pereyra, abuela del progenitor de la criatura fallecida, a quién lo acompañaron Claudia Páez y Belén Ávila, ambas mujeres de la ciudad de Vera, que tuvieron problemas similares o parecidos en el mismo nosocomio público,  también acompañó por pedido de la abuela Ángela,  el dirigente social Mario Souilhé, de la cabecera departamental.

Los padres de la criatura no pudieron participar  porque están en la localidad de Cañada Ombú, domicilio materno de Thalía.  Durante varios días llovió, por lo tanto no pudieron salir por la ruta provincial tres, que se vuelve intransitable cada vez que llueve en esa zona.

El funcionario judicial escuchó el relato,  primero de la  abuela Ángela que representó a toda la familia, que hizo hincapié en que la joven tuvo un embarazo normal, sin complicaciones, al punto que el bebé pesaba 4,5 kilos al momento del parto fallido, y en el reclamo de que se haga justicia ya que considera que hubo una mala praxis.

El funcionario judicial, doctor Rubén Martínez explicó el estado de la investigación penal en marcha, si bien no dio muchos detalles del resultado de la autopsia, ya que el fiscal que tomó la causa es el doctor Nicolás Maglier y solicitó otras medidas judiciales que están siendo llevadas a cabo.

En el momento del parto, Thalía Fontana, docente de 22 años contaba con un embarazo de nueve meses y siete días de gestación, no presentaba ningún inconveniente en su salud, el bebé estaba sano, normal, pesaba cuatro kilos y medio y la madre luchó desde las 10,30 horas del miércoles 20 de enero del 2021, hasta las 00,45 horas del jueves 21 enero, para que nazca bien.  Cuando los profesionales intervinientes en el parto logran sacar el bebé,  estaba muerto y lastimado por ello se presentaron en la justicia para que aclare la situación.

Fuente: Las Toscas Multimedios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here