Fue cerca de las 5 de la mañana, cuando los uniformados llegaron a una quinta/campo en la zona rural de Reconquista, donde se les informó de la situación, desarmándose la misma.

Por su parte el municipio local  informó que en los controles de alcoholemia realizados en la madrugada del 1 de enero, se registraron solo 6 alcoholemia positivas.

En tanto Avellaneda no desmanteló ninguna fiesta clandestina y sí se realizaron 70 controles de alcoholemia, en 43 vehículos dando sólo 1 positivo y 27 motos con 4 positivos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here