Se trata de dos proyectos presentados por la Concejal Natalia Capparelli que fueron aprobados en la sesión de este jueves relacionados a la “Ley Micaela” – Ley Nacional N° 27499/18 y Ley Provincial Nº 13.891, de capacitación obligatoria en Derecho y perspectiva de género y prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.

Por un lado, solicitamos la adhesión a la Ley Nacional N° 27.499/18 y Ley Provincial Nº 13.891, denominada “Ley Micaela” de capacitación en perspectiva de género para todas las personas que se desempeñen en el ámbito de la Municipalidad de Reconquista, y por el otro, requerimos la realización de una capacitación en el marco de la Ley Micaela para todo el personal de planta permanente y no permanente afectado a este H. Concejo Municipal, explicó Natalia Capparelli.

Lo dispuesto en el proyecto de adhesión a la Ley Micaela, alcanzará a todas las personas que se desempeñen en la administración pública Municipal de Reconquista, organismos descentralizados, entes autárquicos, empresas o sociedades del Estado Municipal, sociedades de economía mixta o con participación estatal mayoritaria, el Concejo Municipal, así como toda otra entidad y organismo dependiente de la Municipalidad, expresó la Concejal.

La Concejal explicó que la Ley Nacional N° 27.499, que lleva el nombre «Micaela» por Micaela García, víctima de un brutal femicidio, en reconocimiento por su lucha militante por los derechos de las mujeres y de los más vulnerables; tiene como objetivo capacitar y sensibilizar a quienes integran los diferentes poderes y niveles del Estado; entendido no como una mera elección de preferencia personal sino a los fines de dar cumplimiento a un deber que asumió nuestro país al firmar la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

Natalia Capparelli sostuvo que es necesario continuar ampliando la Legislación Nacional, Provincial y Municipal que permita implementar una respuesta eficiente para dicha problemática, entendiendo que la violencia de género, en sus múltiples formas y modalidades, requiere ineludiblemente un abordaje urgente, serio y multidisciplinario que dé cuenta de una firme convicción política de abordarla en pos de su erradicación.

Finalmente sostuvo que las capacitaciones desarrolladas en el marco de Ley Micaela deben desarrollarse a tales fines en espacios generados dentro del Concejo municipal, concluyó Natalia Capparelli.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here