Desde hace dos décadas, unas 20 familias campesinas de la zona de Añatuya, Santiago
del Estero, producen ganado menor en forma agroecológica, acompañadas por INCUPO, el
Instituto de Cultura Popular.
Sergio “Pajarito” Parra, técnico de INCUPO, se comunicó con Radio Amanecer para
contarnos sobre esta novedosa experiencia que asegura alimentación sana y cuidado del
ambiente.


“Llamamos ganadería agroecológica porque el 90 por ciento de la alimentación de los
animales proviene del monte nativo, que no está contaminado. Asimismo, los remedios
que utilizan las familias campesinas para curar los animales están fabricados por ellas
mismas, en base a productos naturales”, explicó el médico veterinario de INCUPO
Añatuya.
Con el nombre “Cabrito Añatuyense”, Parra destacó que “Las familias campesinas,
agrupadas en la Mezat, Mesa Zonal de Tierras, quieren defender la denominación en
origen, resaltando las propiedades nutritivas y de sabor particular que tienen estos
animales criados en forma natural”.
En cuanto a la venta, resaltó que “son ofrecidos en el Puesto “Kuskas Yamkayku”, en
quichua “trabajando juntos”, ubicado en el mercado central de la localidad de Añatuya”.
“El puesto, pertenece a la Mezat y allí también venden diferentes productos como
remedios naturales, comidas regionales, artesanías, dulces, licores y panificados”,
señaló Parra.
La experiencia de Añatuya, se suma a otras que existen en la región, donde familias se
organizan para ofrecer alimentos sanos y a precios justos. Emprendimientos que
deberían contar con mayor apoyo de políticas públicas, al tratarse de la soberanía
alimentaria regional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here